Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El gobierno criminal de Jimmy Morales

Hoy, las acciones del Ejecutivo violan los Acuerdos de Paz.

María Aguilar

Guatemala retrocedió y se encuentra bajo un régimen autoritario. La gobernabilidad cuelga de un hilo, su fragilidad es lo único que detiene de referirnos a este gobierno como una dictadura. La Corte de Constitucionalidad será la que decida si el hilo se rompe o no. Independientemente de la decisión, es imposible referirse del actual gobierno como “democrático”.

Jimmy Morales se ha convertido en un tirano, de los que nos costó deshacernos en el Siglo XX. En los últimos días ordenó que carros militares, designados para proteger fronteras, amenazaran a la población de la capital. Además, ignorando los crímenes contra la humanidad desplegó a la unidad kaibil, la misma que nunca se reformó y fue responsable del 55 por ciento de las violaciones cometidas por las fuerzas de seguridad del Estado durante el conflicto armado (1960-1996), para que patrullaran las calles del centro de la capital. El despliegue militar es una violación al Acuerdo sobre el fortalecimiento del poder civil y función del Ejército en una sociedad democrática. Entonces, si alguien representa un riesgo para la seguridad de Guatemala es Morales y su “consejo de seguridad”, que incluye al Ministro de Gobernación, Enrique Degenhart.  Hoy, las acciones del Ejecutivo violan los Acuerdos de Paz.

Ante la crisis de gobernabilidad, es urgente que los medios de comunicación no vendidos a la corrupción, cuerpo diplomático y organismos enfocadas en defender las instituciones, asuman este momento histórico, lo que requiere alzar la voz y denunciar las medidas represivas de este gobierno, que ha llegado al extremo de vetar la expresión de niños y categorizarlos como “enemigos internos.”  De no ser así, ellos se convertirán en parte del círculo de complicidad con el régimen autoritario, contribuyendo a que un dictador destruya este país. Ellos serán los nuevos protagonistas de la “Gloriosa Victoria” plasmada por Diego Rivera en su famoso y doloroso mural sobre Guatemala.

Cada día que se permita y no se cuestione que Morales y su gabinete, se mantengan en el poder, es un día más en el que, como ciudadanos y como país, nos mantendremos al lado de las mafias de cuello blanco que buscan controlar la historia.

Las dictaduras, regímenes militares y aún los gobiernos “civiles” de Julio César Méndez Montenegro y Vinicio Cerezo, trajeron represión, miedo, muerte, desaparecidos, torturas y exilio. Guatemala sabe el precio de la imposición del autoritarismo, por lo tanto, es tarea nacional e internacional prevenir el nacimiento de un nuevo régimen dictatorial.

Este es un gobierno criminal, a pesar de eso, a lo interno la sociedad, las comunidades urbanas y rurales están dando la batalla,  resistiendo y organizándose para sacar a Morales y a sus cómplices.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2018/09/17/el-gobierno-criminal-de-jimmy-morales/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

María Aguilar Velásquez
Últimas entradas de María Aguilar Velásquez (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •