Mes: agosto 2010

Jacobo en París

El escritor José Mejía me informa, desde París, que Juan Jacobo Rodríguez Padilla ha caído enfermo. Está grave aunque hay esperanza, según el parte médico. Pero a Jacobo lo agobia también una enfermedad guatemalteca: el olvido y la indiferencia. Es uno de nuestros grandes artistas, de los últimos clásicos vivos que tiene nuestro ignorado e ignorante país. Y a mí me duele que Guatemala sea tan cruel, tan indiferente ante las cuestiones del arte y la cultura. Y que haya tanto desconocimiento sobre nuestros valores y nuestra historia.

Read More

El Material Humano es una historia amena.

Durante un conversatorio de mi libro La historia negada, me preguntaron por qué no había incluido citas de la obra Material Humano, escrito por Rodrigo Rey Rosa. Esta interrogante me estimuló comprarlo; al concluir su lectura comprobé que es tal y como dice su autor, “Aunque no lo parezca, aunque no quiera, esta es una obra de ficción”.

Read More

Carta al maestro Salvador Minera Saldaña, de Edwin R. Vásquez.

Maestro, quería escribirle un poema, el cual lo llenara de elogios y de gloria, pero sus enseñanzas fueron de humildad, respeto y dignidad hacia la humanidad. Quería contarle al mundo lo basto que era su conocimiento universal, especialmente de los problemas socioeconómicos del país, aunque de todos era sabido. Sin embargo, profundamente lo que a usted más le preocupaba en la vida era el amor a la familia y a sus estudiantes.

Read More

La saga de un poeta (I parte)

De Rodolfo Arévalo Enrique Noriega nació en Guatemala en 1949. Su primer libro ganó el certamen de los Juegos Florales de Quetzaltenango en 1972. Su primera publicación fue de 1992 en los talleres de la editorial, Ediciones del *Cadejo. Uno de sus mejores libros es El cuerpo que se cansa, otro es la saga de N. Estudió Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en la Universidadde San Carlos de Guatemala. Es parte del consejo editor de la Tipografía Nacional desde 2007 y ha colaborado a editar sistemáticamente a los mejores autores de Guatemala. Este año, el escritor Enrique Noriega se ha hecho acreedor al Premio Nacional de Literatura ‘Miguel Ángel Asturias’ que anualmente concede el Ministerio de Cultura y Deportes a través de la Dirección General de Culturas y Artes. Según el acuerdo ministerial que dio vida a este premio, el máximo galardón de las letras se le concede a un autor guatemalteco por el total de su obra y los méritos que de ella se desprenden. La elección de Noriega se hizo tomando en cuenta el crecimiento evidente que ha tenido su obra en el tiempo y los premios merecidos, así como la influencia que textos publicados han generado en otros escritores. La distinción consiste en medalla de oro, diploma, Q50,000 y la publicación de una obra a elección. * Cadejo Es un animal...

Read More

Profesión: Enterrador de Perros.

Cayó como un paracaidista en medio de una autopista en la que no sabía qué dirección tomar porque ningún camino le conducía a su hogar… Con un dejo de tristeza y con los ojos llenos de sorpresa una mezcla difícil de asimilar para un inmigrante que acaba de llegar.

Read More

VIAMOR®, de Luis Zapeta

VIAMOR® El Camino Real del Amor I Estación. Oscuridad (El Caballero Negro) La vida en tinieblas ya no existe pero porto traje negro para nunca olvidar. Tributo al Amor. II Estación. Eterna Espera Cuantas veces te espere y nunca llegaste, amor mío aún deseo tu venida. Tributo al Amor. III Estación. Ferviente Anhelo No te veré más y el dolor me invade. Ven, mis ojos te buscan y te necesitan. Tributo al Amor. IV Estación. La Danza de Arieldett Música, alegría, magia. Danzo por la vida en tanto te espero a ti y a nadie más. Tributo al Amor. V Estación. Bella Mirada Luminosa Grata pero negada sorpresa sería volver a ver tus ojos. Aún te amo. Tributo al Amor. VI Estación. El Imperio del Crystal El crystal que de ti me separa en muro invisible ha vuelto a ser. Tributo al Amor. VII Estación. Dulce Encuentro No estarás a mi lado pero yo permaneceré por siempre junto a ti. Tributo al Amor. VIII Estación. La Promesa de Mafter Felicidad completa, un corazón que amará con gran fuerza por dos almas. Tributo al Amor. IX Estación. El vuelo de Pegaso Según la ley de la sociedad, cumple tu vida como yo honro a la mía. Tributo al Amor. X Estación.  Claro de Luna (Caballero del Cisne) Me dejaste bajo la luz de luna, volví a morir y aún muerto...

Read More

Preludio del Alba, de Luis Zapeta

Dos Amaneceres escribe a nuestro pueblo, a su pueblo: “Y levante mi cara y levante mis ojos al mundo estrellado y rece porque la materia evolutiva de Corazón del Cielo, Corazón de la Tierra oyera mis plegarias sobre Iximulew/Guatemala. Y desde el valle de Xesuc donde me encontraba,  siguiendo el sendero que conducía a la vieja Chuimekená en  la sagrada tierra del Kiche’, divisé en  lo alto la claridad de los cielos de un nuevo  y luminoso Wajxaquib’ B’atz como símbolo de esperanza  y de pronto supe  entonces que se acercaba, trayendo consigo el inicio de la nueva era. Y comprendí que un nueva senda emprenderíamos como pueblos, bajo la protección del blanco camino y que nuestras familias y que nuestras siembras serían bendecidas con el nuevo alimento  de la caña renovada y resguardada por la fuerza de nuestras mujeres jaguares venidas de nuestras sagradas montañas. Días de abundancia y de prosperidad están por venir, así lo trinan incesantemente  los pájaros de la prosperidad y así lo garantiza la fuerza de nuestros ancestros y así lo bendice la sabiduría  proveniente del pensamiento de nuestros mayores. Atrás quedará la pena, atrás el llanto, el dolor y la angustia, atrás quedará el sufrimiento que en muchos baktunes hemos sufrido, porque el guardián de nuestro bienestar ha hablado y una nueva, fuerte, sabia  y justa autoridad caerá como fresca lluvia. Entonces brillará...

Read More

“Por sus genes los conocerán”, de Luis Zapeta

La peor batalla que pueda librar un hombre es luchar contra la herencia transmitida por sangre. Aún hoy me espanta la leyenda de aquel  a quien se le acusó de asesinar inocentes caninos enterrándolos vivos, cuando no me sorprende para nada ver la visión apocaliptica de caracteres que como luces en feria de pueblo, explotan terribles e iluminan el sendero que  tontamente llamo familia. La herencia está dada y ahora solo queda humildemente...

Read More

Diccionario Dixio

Nos leen en: