Discurso de conmemoración del levantamiento de cadetes del 2 de agosto, 1954

Manuel Palencia Abadía
Excadete militar

Primera parte

2 DE AGOSTO, 1954

La Compañía de Caballeros Cadetes de la Escuela Politécnica el día 2 de agosto de 1954 ejecutó una gesta que ha merecido múltiples reconocimientos. La lucha emprendida el 2 de agosto de 1954 no ha concluido, pues este hecho histórico ni ha sido reconocido oficialmente ni está escrito debidamente en la historia de Guatemala. Continuamos la lucha para que el sacrificio de las jóvenes vidas nuestros compañeros caídos en combate tenga continuidad en el Panteón de los Héroes de la Patria, hecho histórico único y heroico, paradigmático, memorable,  ejecutado con osadía, desinterés personal absoluto, obediencia a elevados ideales patrióticos, luminosa pureza moral y entrega total en el cumplimiento del deber.

La Compañía de Caballeros Cadetes de la Escuela Politécnica el día 2 de agosto de 1954 fue al combate con viril audacia en tales condiciones de desventaja bélica, que para evitar una muerte indigna en manos de un adversario inclemente fueron dispuestos a ejecutar la consigna de inmolarse con el último cartucho en el campo de batalla. Ésta gesta paradigmática fue una explosión de indignación juvenil provocada por una intriga internacional que apoyaba los desmanes de un invasor mercenario que asolaba el país.

140 cadetes fueron a la batalla, únicamente los acompañados por los 60 soldados de servicio en la Escuela, quienes valientemente decidieron acompañar a sus hermanos cadetes a la batalla. Este enfrentamiento concluyo a las 17:00 horas con la rendición del grupo invasor, como prueba de bonhomía, conducta generosa pero un tanto ingenua. Los cadetes, con firmeza pero con respeto los condujeron a la Estación Central del Ferrocarril con destino a sus lugares de origen para que se integraran a su vida cotidiana.

Ésta gesta paradigmática fue una explosión de indignación juvenil provocada por una intriga internacional que apoyaba los desmanes de un invasor mercenario que asolaba el país.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS Y PERSONAJES

En el año de 1953 el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Dwight D. Eisenhower, aprobó la ejecución de la Operación encubierta PBFORTUNE precursora de la operación PBSUCCESS que le dio golpe de estado al Segundo Gobierno de la Revolución presidido por el Coronel Jacobo Arbenz Guzmán, Presidente legítimamente electo por el pueblo de Guatemala. La conspiración fue iniciada por John Foster Dulles, Secretario de Estado y su hermano Allen Welhs Dulles, Director de la CIA, ambos pertenecían a la nomina de la United Fuit Company, conocida en Guatemala como “la frutera”.

En Guatemala el Decreto de Reforma Agraria (Decreto 900), inspirado en la política de Abraham Lincoln, afectó a la frutera, que mantenía como tierras ociosas el 85 % de sus 220 mil hectáreas, se le expropiaron 156 000 hectáreas; el 64 % de su superficie. Esto afectó directamente los intereses económicos de los hermanos Dulles, los intereses tradicionales de los finqueros también fueron afectados. Causó gran disgusto que la ilegal invasión de tierras no fuera reprimida por el Gobierno.

Entre los años 1950 y 1956 se dio en los Estados Unidos el episodio denominado Macarthismo. El senador Joseph MacCarthy se dio a una “cacería de brujas” contra cualquier sospechoso de ser comunista por medio de procesos, interrogatorios intimidatorios, elaboración de listas negras, delaciones infundadas, acusaciones de deslealtad y traición. Al actuar así, el senador se olvidó de los principios de presunción de inocencia, el debido proceso y los derechos de los acusados, Esto llevó la situación de ese país democrático cerca del fascismo y el totalitarismo.

Uno de los principales actores del macartismo fue John Peurifoy quien llegó a Guatemala en 1953 como Embajador de los Estados Unidos, Tras una larga conversación con el presidente Arbenz le hizo saber que los Estados Unidos deseaban sacar de su gobierno a los comunistas que participaban en su gobierno. El embajador reportó al Departamento de Estado que Arbenz no era comunista, pero que seguramente vendría un comunista después de él.

Para entonces, Castillo Armas preparaba un pequeño ejército mercenario en campamentos de Honduras, unos 450 hombres. Este grupo fue apoyado, financiado y armado por la CIA. (Operación PBFORTUNE) Carlos Alberto Castillo Armas nació en Santa Lucía, Cotzumalguapa, Escuintla el 26 de julio de 1914. Ya siendo Oficial tomó parte en la Revolución del 20 de Octubre. Fue nombrado Director de la Escuela Politécnica. Se mostró contrario a la política del Gobierno de Juan José Arévalo y partidario del coronel Javier Arana quien gozaba del respaldo político de los sectores conservadores enemigos de la Revolución de Octubre. Javier Arana resultó muerto el 18 de julio de 1949 en el incidente del “Puente de la Gloria” lo que ocasionó el fracasado alzamiento de la Guardia de Honor. Durante el Gobierno de Arbenz, Castillo Armas resultó herido en el intento de tomar la Base Militar la Aurora. Se le creyó muerto, al comprobar que estaba vivo se le tomó prisionero. Se escapó de la Penitenciaría Central para asilarse en la Embajada de Colombia. Por ser un colaborador habitual de la CIA, fue escogido para jefe del Ejército de Liberación.

Mariano Rossel Arellano, nació en Esquipulas el día 18 de julio de 1894. Como Arzobispo de Guatemala participó activamente en la campaña de desinformación contra el presidente Arbenz. La cruzada conducida por la CIA de manera muy profesional y eficiente, en alianza con la Liberación y la Frutera, El religioso acusó a Arbenz de ser un comunista ateo en sermones y servicios religiosos. En la carta pastoral del 4 de abril de 1954, distribuida en todo el país, hizo un llamado para alzarse y combatir contra el gobierno enemigo de Dios y de la patria. Ordenó que se paseara por el Territorio Nacional una réplica del Cristo de Esquipulas para que se despidiera de su pueblo, pues los comunistas en el poder prohibirían la religión. Nombró “Comandante del Ejercito de Liberación” al Cristo de Esquipulas.

El 19 de febrero, 1954, la CIA realizó la operación Whashtube. Plantó armas soviéticas en Nicaragua para demostrar la alianza de Guatemala con Moscú.

En Marzo de 1954 en la X Conferencia Interamericana, John Foster Dulles, que presidió la delegación de Estados Unidos como secretario de Estado presentó personalmente la resolución que condenaba el establecimiento de regímenes comunistas en la región americana con la clara intención de perjudicar al Gobierno de Jacobo Arbenz Guzmán. En la votación que aprobó una resolución modificada solamente Guatemala, México y Argentina se abstuvieron.

Los gobiernos tiránicos de Trujillo en Santo Domingo, Batista en Cuba, Pérez Jiménez en Venezuela y de los países centroamericanos, apoyados por el Gobierno de los Estados Unidos, emplearon el anticomunismo como justificación para combatir a los gobiernos democráticos en la región

De manera falsa se le atribuye al Ejército de Liberación el derrocamiento de Arbenz. Es infantil e ingenuo creer que un improvisado grupo paramilitar de unos 450 irregulares fuera creado para derrotar militarmente a los 6000 efectivos del Ejército Nacional de Guatemala. Lo que se esperaba era un levantamiento popular provocado por la campaña de desinformación y la presencia en territorio guatemalteco de este grupo armado, situación que no se dio en ningún momento. Llama poderosamente la atención la cantidad de recursos empleados en esta intriga golpista del Gobierno de Eisenhower contra el gobierno de Jacobo Arbenz acusado falsamente de comunista: campaña internacional de prensa; campaña de desinformación acusando al Gobierno Revolucionario de ser un peligroso movimiento comunista, campaña de la radio clandestina operada desde la Embajada de Estados Unidos, circulación de volantes llamando a la rebelión, campaña de falsos rumores en los que se le decía al pueblo que sería despojado de sus hijos para convertirlos en sus enemigos y delatores, además serían privados de todas sus posesión teniendo que compartir con los menos afortunados hasta sus bienes personales: campaña diplomática; bloqueo marítimo y económico. Guatemala fue invadida por aire, mar y tierra.

A partir del 17 de junio, el pueblo de Guatemala fue aterrado por los bombardeos y ametrallamientos de aviones p47 manejados por aviadores veteranos de los Estados Unidos. El pueblo, con humorismo, los llamó sulfatos por el efecto del terror que causaban. El día 18 de junio de 1954 un grupo de guatemaltecos, algunos veteranos de la Segunda Guerra Mundial y de Corea, acompañados por mercenarios procedentes de los cuerpos de seguridad de tiranías de países latinoamericanos invadieron el territorio nacional. Este hecho propició que los cadetes de los últimos grados solicitaran que se les enviara al frente de batalla, solicitud que no fue aceptada. Cuatro grupos de invasores ingresaron por las fronteras de Honduras y El Salvador presididos por diez saboteadores que volaban puentes y líneas de teléfono. La cantidad de armamento y pertrechos que portaban les restaba movilidad. De los 134 irregulares que pretendían tomar Zacapa solamente 22 sobrevivieron al enfrentarse con un grupo de 28 soldados del Ejército Nacional en Gualán. Los 170 elementos que ingresaron por Puerto Barrios fueron aniquilados por los trabajadores armados por el Jefe de la Policía local. A este fracaso militar respondió Peurifoy organizando con efectividad un Golpe de Estado repartiendo dólares y aterrorizando con la amenaza de pulverizar pueblos y ciudades de Guatemala con la intervención de los marines acantonados en Panamá. Esto dio como resultado la insurrección de algunos oficiales temerosos de enfrentarse a la maquinaria bélica de la mayor potencia militar del mundo poseedora de la bomba atómica, Con la firma del “Pacto de la Vuelta del Tuno” y el “Pacto de San Salvador” se facilitó el paso franco de los invasores que pudieron ocupar Guatemala sin tener que combatir.

Producto de esta intriga palaciega, el Presidente Jacobo Arbenz Guzmán, solo y sin poder real, renunció a su cargo el día 27 del mismo mes y año. En su discurso de renuncia denunció el trato cruel y sanguinario que el invasor daba al los guatemaltecos acusados de comunistas por ser partidarios de la Revolución y exhortó a su nombrado sucesor a darle continuidad al movimiento revolucionario.

En seguida se inició la operación PBHISTORY para reunir documentación que comprobara que Jacobo Arbenz era un pelele al servicio intereses de gobiernos comunistas. Objetivo que nunca logró éxito alguno.

El 3 de julio de 1954 ingresó a la ciudad de Guatemala el grupo invasor. El jefe del grupo coronel Carlos Castillo Armas. Ingresó por la vía aérea en compañía del Embajador Peurifoy. La sorprendida compañía de Caballeros Cadetes fue llevada al aeropuerto a rendirle honores de Jefe de Estado. A la formación de cadetes se les ordenó calar bayoneta con la intensión de detener a un desordenado grupo liberacionista que amenazaban con arrollar la escolta de bandera y romper las filas militares. Es completamente falso que los liberacionistas atropellaran a los cadetes en el aeropuerto. La oportuna intervención de un excadete liberacionista apodado el Turco detuvo en seco a este grupo evitando lo que pudo haber sido un sangriento enfrentamiento.

El 1 de agosto en el “Desfile de la Victoria” el invasor marchó por las calles de la ciudad de Guatemala luciendo su poderoso armamento consistente en las mejores armas de asalto y apoyo de origen alemán y chino. Su número fuertemente incrementado con los oportunistas de último momento, sumaba unos 1500 elementos organizados en los batallones Chiquimula y Miramundo El desfile fue un alarde de poder triunfalista injustificado, innecesario e imprudente e irresponsable. En este desfile participaron algunas unidades del Ejército Nacional en una parodia que intentó de demostrar la unidad de ambos ejércitos. La parada culminó en el Campo de Marte donde se realizó un acto protocolario en el que se condecoró a algunos oficiales colaboracionistas, y se dio a conocer que se incorporarían al Ejército nacional los efectivos del Ejército de Liberación con el mismo grado que ostentaban en ese grupo paramilitar. Esto fue presenciado por una sorprendida delegación de cadetes que lo hizo saber a sus compañeros al retornar a la Escuela. Los cadetes, como dice Arturo Soto Echeverría (C. C. 1365) en su libro “Mas allá del honor el deber y la gloria”, no habiendo podido soportar por más tiempo la vergüenza de no hacer nada en cumplimiento de su deber constitucional, decidieron ir a la batalla contra el invasor que arrasaba pueblos y ciudades del interior del país amparados en la amenaza de la intervención directa de las fuerzas militares de los Estados Unidos. Después de los actos los irregulares incautamente se acantonaron en las instalaciones del no inaugurado Hospital Roosevelt, con, lo que de forma imprudente e incauta se convirtieron en un objetivo militar, situación que dio a los cadetes la oportunidad de atacarlos en la madrugada del día 2 de agosto de 1954.

GESTA HERÓICA

La Constitución de la República de Guatemala decretada el 11 de Marzo de 1945 por la Asamblea Nacional Constituyente, en su Capítulo II establece –Ejército- “Artículo 14, El Ejercito Nacional está instituido para defender la integridad territorial de la Nación. sostener el cumplimiento de la Constitución y el principio de la alternabilidad en la Presidencia de la República. Es apolítico. Esencialmente profesional, obediente y no deliberante, Se organiza como institución garante del orden y de la seguridad interior y exterior, y está en todo sujeto a las leyes y reglamentos militares. Podrá ser llamado por el ejecutivo a cooperar en obras de comunicaciones, reforestación e incremento de la producción agrícola.”

Los 132 miembros de presentes en la Compañía de Caballeros Cadetes de la Escuela Politécnica fueron a la guerra en cumplimiento de su deber, sin otro apoyo que los 60 valerosos soldados de servicio en la Escuela en contra de los irregulares que habían violado todas las nomas de nuestro sistema jurídico y del vivir civilizado con la justificación de librarnos de los comunistas. Las condiciones de inferioridad bélica de los cadetes les presagiaban una derrota casi segura, por lo que, conociéndole la índole sanguinaria y cruel de sus adversarios, fueran con la consigna de inmolarse con el último cartucho antes que ser capturados. La mayoría de los cadetes salvaron la vida gracias al espíritu de unidad y solidaridad que animó a la joven oficialidad del Ejército que se negó a ejecutar la orden de la superioridad de ir a masacrarlos y al apoyo en armas y hombres que horas más tarde les brindó la Base Militar la Aurora, cuya oficialidad pagó posteriormente con persecución y cárcel este acto de solidaria generosidad.

LA TRAICIÓN

Los cadetes Erwin Ortíz y Carlos Wer acudieron a la mediación del Arzobispo Rosell y Arellano, con el fin de evitar una masacre. Con la intervención del Arzobispo se logró pactar con Castillo Armas, quien accedió a licenciar al Ejército de Liberación, a no tomar represalias contra el personal militar que tuvo acción el 2 de agosto de 1954 y a nombrar a un nuevo Director de la Escuela Politécnica. Los rendidos elementos del Ejército de Liberación fueron tratados por los cadetes con respetuosa firmeza, actitud que demostró su bonhomía, cualidad humana de la persona que es muy buena pero algo ingenua; Desarmados y rendidos los liberacionistas fueron conducidos a la Estación Central del Ferrocarril con destino a Zacapa. Es completamente falso que los cadetes trataran de derrocar a Castillo Armas. A la lista de retreta del 2 de agosto de 1954 solamente faltaron los tres cadetes muertos y los catorce heridos en combate. Los cadetes después de rendir honores fúnebres a sus compañeros fallecidos retornaron a sus actividades cotidianas confiados en la promesa contenida en el Pacto firmado por Castillo Armas.

Con la complicidad del Arzobispo Rosell, depositario del documento del pacto, quien dijo padecer de una amnesia temporal, Castillo Armas incumplió su compromiso irrespetando su propio compromiso.

El 31 de agosto del mismo año la Compañía de Cadetes de la Escuela Politécnica fue dividida en grupos. Algunos permanecieron en la Escuela, otros fueron llevados a la cárcel en Antigua, Chimaltenango y a la Penitenciaría Central. Los cadetes fueron sometidos a Corte Marcial y Consejo de Guerra Ordinario.

Sus defensores, los licenciados en derecho Manuel María Dávila Ayala, Antonio Mosquera, Horacio Rodríguez González y Arturo Herbruger consiguieron sentencia absolutoria haciendo valer el principio enunciado por Tomás de Aquino, quién allá por el año 1200 dejo asentado que no hay rebelión ni sedición cuando se lucha contra un gobierno tiránico o espurio. Arbitrariamente, los cadetes presos en la penitenciaria y algunos oficiales de la Base Militar la Aurora permanecieron prisioneros por orden de Castillo Armas..

La gesta del 2 de Agosto de 1954 es cosa juzgada por el sistema jurídico. Por lo que toda acusación de ilegalidad queda deslegitimizada. Investiguemos si está justificada en el orden ético-moral.

El sistema jurídico se apoya en la capacidad coercitiva del Estado para hacer cumplir la ley. El orden ético- moral pertenece al mundo del deber ser, tiene como supuesto la libertad individual de los seres humanos y su capacidad para tomar decisiones por propia voluntad, esto los hace responsables de su conducta y sujetos de la sanción social.

Segunda parte

LA RAZÓN DE LA MULTIPLICIDAD DE JUICIOS, OPINIONES Y TEORÍAS

El lenguaje es una poderosísima herramienta humana generalmente considerada como un regalo de los dioses, no solamente potencia nuestra capacidad intelectual, y nos permite a los seres humanos el uso de la imaginación para hacer literatura, crear mundos, inventar nuevas identidades, nuevas formas de pensar, nuevas concepciones del mundo, nuevas formas de vida, sino que como medio de comunicación nos libera del mutismo subjetivo a que están los otros seres vivos, pues con la capacidad de comunicarnos nos libramos del mutismo, le damos existencia al mundo humano intersubjetivo y al pensamiento simbólico con el que expresamos todo conocimiento adquirido. Pero la revolución que produce la invención y uso del lenguaje no termina allí. Esta herramienta es tan poderosa que nos transforma dotándonos de una nueva naturaleza, una esencia especial que nos coloca fuera del mundo físico-biológico y nos da un nuevo ser que nos hace entes espirituales, seres metafísicos. Con su potencialidad e intencionalidad y la ayuda de las falacias aristotélicas, los “ídolos” de Francis Bacon, los mecanismos de defensa de Freud, la sinonimia, la anfibología, la sinonimia y otros astutos trucos lingüísticos, engañamos, mentimos, creamos falsedades, inventamos mundos ilusoros, mentimos intencionalmente. Con el uso del lenguaje se puede decir casi cualquier cosa, por inverosímil, ilusa, fantástica o falsa que sea. Pero con serio y sistemático esfuerzo; buenas intenciones, investigación, estudio, argumentaciones, ensayo y error; experiencias y superando muchas dificultades los humanos logramos hacer representaciones mentales y teorías con las que nos acercamos a expresiones verdaderas basadas en supuestos sobre eso que llamamos realidad. Todo conocimiento humano necesita del lenguaje como medio de expresión.

LAS FALSAS MOTIVACIONES

Juzgar correctamente exige conocer perfectamente. La omnisciencia y la omnisapiencia son atributos que solamente merece la divinidad. El león juzga por su condición. Los humanos juzgamos por lo que individualmente somos, a un canalla se le dificulta aceptar la existencia de seres humanos virtuosos y nobles. A una persona rústica, ignorante, frívola, se le dificulta comprender que existan humanos capaces de actitudes heroicas desinteresadas que materialicen con hechos sus nobles ideales. La motivación de los cadetes para efectuar el ataque a los mercenarios se ha atribuido a causas tales como: relaciones de parentesco con altos funcionarios, del depuesto gobierno, ideologías exóticas y algunos con grosera mentalidad de macho han creído que el enfrentamiento se debió a pleitos de cantina. Es indudable que lo anteriormente mencionado pudo haber tenido algún peso a nivel individual, pero, en forma alguna explica la heroica decisión espontanea y colectiva de los cadetes para ir a una muerte casi segura en cumplimiento de su deber.

ENJUICIAMIENTO ÉTICO

Los juicios de valor contenidos en el exordio dejan fuera de lugar a las ciencias particulares como medio de investigación de los hechos de referencia. La filosofía es un conjunto de conocimientos teóricos que con serio esfuerzo intelectual tratan de conocer de forma verdadera y legitima el universo, la realidad humana, sus conocimientos, el sentido y finalidad de la vida y su conducta humanas.. La ética es la parte de la filosofía que estudia el comportamiento humano encuadrado en el mundo del deber ser, mediante la distinción de lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, lo útil y lo dañino comprendidos en la moral: conjunto de normas que regulan los actos buenos o desaprueban los actos tomados como malos de los humanos. Su objetivo es promover el progreso espiritual, la convivencia armónica y la paz social.

La deontología, ética formal, ética del deber es el conjunto de investigaciones, discursos, prácticas, valores y normas que determinan el deber ser en el ejercicio de una profesión. Esta ética es la más apropiada para ponerla en práctica por las personas que trabajan en los asuntos de Estado.

La ética castrense o militar es negada por los pacifistas extremos quienes consideran que la profesión del soldado tiene como objetivo la anulación, eliminación o destrucción del adversario y su poder para causarnos daño por lo que resulta paradójico relacionar estos objetivos antitéticos de los objetivos de la moral. Los pacifistas solamente aceptan el establecimiento de aquellos poderes que van en procura del respeto a la dignidad humana y el desarrollo de su potencial para lograr el máximo de bienestar. Por otra parte, los partidarios del realismo y el utilitarismo enfatizan la necesidad de defenderse del enemigo para lograr la seguridad y la paz social, Los teóricos de la guerra justa aducen que esta se justifica cundo se evita un mal mayor, o se defiende el Estado.

A Inmanuel Kant se le atribuye ser el iniciador de la ética formal o ética del deber que devino en la deontología. Kant dice que para que un acto sea legítimamente moral deber realizarse desinteresadamente, cumplir con del deber por el deber mismo sin otra motivación mediadora que la deslegitime. Imperativo categórico de Kant: obra de tal modo que la máxima de tu acción pueda convertirse en ley universal. La máxima es el principio por el que se realiza una acción. Dice Kant que lo único absolutamente bueno es una buena voluntad.

LOS VALORES

Los valores son principios que nos ayudan a orientar nuestra conducta con el fin de mejorarnos como personas o grupos sociales. Los valores se traducen en ideales, ideas, conceptos y sueños que actúan con independencia de las circunstancias. Deseamos la justicia aunque esta no sea una práctica social. Deseamos la paz, aunque los imperios, tiranías, grupos elitistas de poder, ideológicas violentas y fanatismos nos mantengan en guerra. Los valores nos ayudan a desarrollar actitudes positivas para relacionarnos con los los demás. Decidimos comportarnos de cierta manera eligiendo lo que es importante y valioso para nosotros. Las organizaciones sociales eligen sus valores como un marco de referencia para facilitar conseguir sus objetivos y regularizar la conducta de sus afiliados.

Los valores que se inculca a los cadetes de la Escuela Politécnica están contenidos en las ocho palabras: HONOR. Cualidad moral que impulsa al hombre al severo cumplimiento de sus deberes con la patria, consigo mismo y con los demás. DEBER. Estar obligado a algo por la ley divina, natural o positiva. Actuar de acuerdo a las normas morales universales prescindiendo de inclinaciones naturales. VALOR. Cualidad del ánimo que mueve a realizar grandes cosas enfrentando los peligros con osadía. LEALTAD. Cumplimiento de las exigencias de la fidelidad, el honor y la hombría de bien; sumisión incondicional a principios y leyes, divinas, morales y positivas. Los tiranos la interpretan retorcidamente y exigen sumisión incondicional a su voluntad. UNIÓN. Alianza, confraternidad. Disposición del ánimo colectivo hacia el logro de algo. Concordancia de voluntades hacia un fin. VIRTUD. Disposición constante del ánimo para cumplir con las normas y valores morales. Prudencia, justicia, fortaleza, inteligencia, templanza. Para Aristóteles es el justo medio entre dos actitudes extremas. CIENCIA. Conjunto de conocimientos sistemáticos, metódicos y comprobables de un sector de la realidad seleccionado de acuerdo a presupuestos teóricos. Conocimiento cierto de las cosas por sus principios y causas. FUERZA. Vigor, energía, robustez, capacidad para ejecutar cualquier tarea por difícil, dura, penosa, arriesgada que sea. Capacidad para soportar penalidades y sufrimientos.

CONCLUSIÓN

Los cadetes actuaron motivados por un “patriotismo desinteresado ” que les fue inculcado en su Alma Mater por un sistema de educación cívico-militar integral fundamentado en la moral castrense; el amor patrio internalizado por los ritos con los que se rinden honores a los símbolos patrios; la obligación adquirida con “jurar de bandera” en la que se comprometieron al fiel cumplimiento de sus obligaciones y deberes; al idealismo exacerbado manifestado fervorosamente en el canto de los Himnos: Nacional, Himno de la Escuela Politécnica, y Himno del Ejercito; Por el ejemplo de sus oficiales guiados por la conducta pundonorosa del Señor Director, Coronel Ernesto Paiz Novales, Señor Subdirector, Coronel Rolando Chinchilla Aguilar y el Señor Comandante de la Compañía de Caballeros Cadetes, Mayor Rogelio Rosales. Los cadetes, no habiendo podido “soportar la vergüenza” de no cumplir con su deber, tomaron la decisión heroica de exponer su vida en la lucha para rescatar, el honor y la dignidad de la nación, el honor y la dignidad su Institución Armada; se exigieron combatir por la integridad humana de su población la integridad del territorio nacional y la integridad de su Ejército. Cumplieron con el objetivo de eliminar al grupo paramilitar invasor mercenario, Pero no pudieron detener la intriga política que continuada hasta la fecha y es responsable del lamentable estado de nuestra situación.

La guerra que emprendieron los cadetes fue una guerra justificada, Al defender la existencia de un solo ejército profesional defendió al Estado. Al licenciar a un grupo paramilitar ilegal que asolaba el territorio nacional eliminó un mal mayor. Sus motivaciones y elevados ideales se centraron en la ética del cumplimiento del deber por el deber mismo y el heroísmo desinteresado de entrega total al servicio de su pueblo.

LOOR A LOS HÉROES

Con el ejemplo de vida manifestado por nuestros héroes nos dejaron mensajes vigentes y motivadores. Con su forma de ser y hacer demostraron que los guatemaltecos si somos capaces de alcanzar la excelencia humana y realizar los más difíciles y arriesgados proyectos.

Jorge Luis Araneda Castillo, C. C. 1199, Sargento Segundo de Caballeros Cadetes. La preparación para ser un líder de hombres responsable Y comprometido exige, actitudes y conocimientos que sólo se obtienen con la práctica disciplinada en la formación de un carácter fuerte y la dedicación al estudio para adquirir los conocimientos necesarios en el eficiente desempeño profesional.

Luis Antonio Bosch Castro. C. C. 1207, Cabo de Caballeros Cadetes. La capacitación para enfrentar exitosamente los retos de la vida nos obliga fortalecernos espiritual, emocional y físicamente. Las debilidades existen en el ser humano para ser superadas.

Carlos Enrique Hurtarte Coronado. Caballero Cadete 1346. El cultivo de elevados ideales y la sensibilidad espiritual, el respeto a la dignidad propia y ajena, el cotidiano cumplimiento del deber, la humildad, la generosidad con el prójimo y el espíritu de sacrificio; dan sentido y valor a la vida humana·. Esto escribió Carlos previendo su fatal destino. El destino que todo soldado enfrenta cotidianamente.

Voy a partir
¡oh! madre idolatrada,
a donde la ley del patriotismo impera,
hoy me llama la patria desolada,
para morir al pie de la bandera.
voy a partir
de tu regazo amado,
como la alondra que dejó su nido
para buscar la tumba del soldado.

Lázaro Anselmo Yucuté Taquez. Soldado de Primera.

Al compartir juntos estilo de vida, deberes, destino, fatigas, penalidades, preocupaciones, alegrías y sinsabores surge el espíritu de cuerpo que te compromete y te hace uno con tu compañero, te hace un hermano solidario, dispuesto a acompañante al Campo de batalla.

FLORES EN LA TUMBA DE LOS DOS SOLDADOS DE LA BASE MILITAR LA AURORA

Los cadetes, no habiendo podido “soportar la vergüenza” de no cumplir con su deber, tomaron la decisión heroica de exponer su vida en la lucha para rescatar, el honor y la dignidad de la nación, el honor y la dignidad su Institución Armada; se exigieron combatir por la integridad humana de su población la integridad del territorio nacional y la integridad de su Ejército.