Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La CICIG tocó el corazón de la elite económica y del ejército

Irmalicia Velásquez Nimatuj

El trabajo de alto nivel que ha realizado el equipo de la CICIG ha tocado a quienes en 500 años, nadie ni siquiera se les había acercado -la excepción fue el gobierno de Jacobo Arbenz Guzmán- el resto gobernantes no han hecho sino acoplarse a los hilos del poder y enriquecerse de los pagos que la elite les ha proveído por cuidar sus intereses. Los sectores económicos junto a la elite militar que es corrupta y además, responsable de genocidio y delitos contra la humanidad son los que están detrás de Jimmy Morales. A esos dos sectores hay que agregar al crimen organizado, que desde la década de 1980 empezó a copar instituciones para que sirvieran a sus negocios.

Estos tres sectores: la elite económica corrupta, los militares responsables de crímenes durante la guerra y los capos del crimen organizado son los que están detrás de la maniobra que busca cancelar el mandato de la CICIG, destruyendo lo poco que queda del Estado de Derecho. Estas decisiones absurdas crean un escenario de incertidumbre y riesgos para Guatemala.

Las acciones de Morales son un peligro para la frágil estabilidad de Centroamérica y evidencian el poder que tienen las fuerzas oscurantistas que se niegan a ceder. Son además, un ejemplo de lo que son capaces en un país que consideran de su propiedad. A Morales no le ha importado destruir Guatemala, al extremo que la educación, la salud y los alimentación son casi inexistentes para la poblaciones vulnerables. Sumado a lo anterior esta la destrucción de la totalidad de las carreteras principales, lo que está llevando a la quiebra a las empresas familiares, pequeñas y medianas.

En este momento, la represión es la única arma con la que cuenta Morales para defenderse, por eso, la comunidad internacional responsable, debe vigilar las acciones de este aprendiz de dictador que junto a sus jefes están arrinconados y asustados por perder sus privilegios y sentir que los pasos de la justicia están detrás de ellos.

Sin embargo, éste también es un momento hermoso porque es la posibilidad de que organizados saquemos al dictador y permitamos el nacimiento de otra Guatemala.

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Fuente: [www.elperiodico.com.gt]

Irma Alicia Velásquez Nimatuj
Últimas entradas de Irma Alicia Velásquez Nimatuj (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •