Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Irmalicia Velásquez Nimatuj

“Cuando el indio tomó las armas. La vida de Emeterio Toj” es el testimonio de uno de los principales dirigentes indígenas del Siglo XX de Guatemala y Latinoamérica, quien trabajó en formación y dirección política en comunidades que irrumpen con protagonismo propio y conciencia en la escena centroamericana en las décadas de 1970 y 1980, con la plena conciencia de cambiar las condiciones estructurales que heredaron de sus abuelos y padres, las cuales fueron diseñadas para impedirles una vida digna, razón por la cual fue secuestrado por miembros de la Policía Nacional y el Ejército en julio de 1981, en la ciudad de Quetzaltenango, logrando escapar cinco meses después, su liberación es uno de los ejes del trabajo y vida de don Emeterio.

Este es un testimonio de múltiples aportes, por el espacio me referiré a cuatro. Primero, evidencia que los indios no han vivido en perpetua oscuridad respecto a su larga historia, sino que han heredado a las distintas generaciones lucidez respecto al rol que los estados colonial y republicanos les han obligado a cumplir a través de procesos de despojo de sus bienes de vida, imposición jurídica, represión física y control ideológico.

Segundo el autor conecta con magistral claridad que la lucha por la tierra ha sido uno de los ejes fundamentales en la vida de familias, comunidades y pueblos mayas a partir de la colonización española. Él teje su narrativa alrededor de la de su familia extensa y muestra la estrecha relación con la defensa de sus tierras en los últimos dos siglos, hechos familiares registrados en los archivos nacionales.

Tercero, al escapar de las torturas físicas y psicológicas del Estado guatemalteco, la vida de don Emeterio termina convirtiéndose en uno de los pocos testimonios públicos que dan fe, a través de su narrativa cotidiana, de cómo operaba la política institucional represiva que arropó al país bajo el gobierno de Lucas García y que buscó por medio del terror aniquilar toda voz disidente.

Y cuarto, el autor señala a instituciones como la Acción Católica como responsable, en sus inicios, del derrocamiento del gobierno de Arbenz Guzmán. Además, aunque valora la educación también critica su uso como proceso mediatizador. También constata la corrupción y el racismo de los partidos políticos hacia las comunidades mayas. Presenta la diferenciación de clase y su impacto en las relaciones sociales de los pueblos del Quiché, entre otros temas.

Este testimonio explica qué provocó la radicalización de los indios en el Siglo XX y la decisión de quienes decidieron empuñar las armas, por eso, se convierte en pieza clave de nuestra historia. El mismo será presentado por el autor, don Emeterio Toj y analizado por reconocidas/dos investigadores el próximo 28 de julio, a las 5 PM a través de Facebook live de Santiaguito Libros.

…al escapar de las torturas físicas y psicológicas del Estado guatemalteco, la vida de don Emeterio termina convirtiéndose en uno de los pocos testimonios públicos que dan fe, a través de su narrativa cotidiana, de cómo operaba la política institucional represiva que arropó al país bajo el gobierno de Lucas García y que buscó por medio del terror aniquilar toda voz disidente.

Fuente: [elperiodico.com.gt]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Irma Alicia Velásquez Nimatuj
Últimas entradas de Irma Alicia Velásquez Nimatuj (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •