Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hoy, no ayer ni mañana,

te quiero decir

que tus ojos marcaron

mi diario vivir.

 

Hoy, no mañana ni ayer,

te quiero decir

que sólo tus labios quemaron

ardientes mi piel.

 

Hoy, en el tiempo presente,

es que debes saber

que sólo tus manos me hicieron sentir

la mujer que completa y dispuesta al amor se entregó.

 

Precisamente hoy,

te quiero decir

que con sólo acercarnos,

la electricidad

va formando oleadas por todo mi ser

que recorren mis nervios,

recorren mi piel

que se eriza indiscreta y violenta ante ti.

 

Te digo que hoy,

al igual que ayer y mañana también,

no creo posible que pueda acabar este amor.

Este amor que me atrae y me logró atrapar

con un cable de seda de araña,

más fuerte que un cable de acero,

que me inmoviliza en tal ligadura

que ya no me puedo soltar.

Últimas entradas de Georgina Palacios (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •