Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con la música se alimenta el alma;

con la plástica se vivifica el ojo;

con las letras se dice «te amo» no sólo de una,

sino, de mil maneras.

 

Con la danza expresamos el ritmo

que habita en el fondo del alma;

con el teatro recreamos la vida de ricos y pobres,

de amos y esclavos.

 

Puede ser que la música no escuches;

puede ser que tus ojos no vean las formas;

puede ser que las letras no leas

mas no impide tu diario vivir.

 

No a todos les gusta la danza

y para muchos el teatro no existe.

Sin embargo existe un arte

que todo hombre y mujer bien disfruta.

 

Este arte que es sobre todas las artes

es el arte que al cuerpo alimenta.

Bodegones para la pintura:

marco para la filosofía.

Pretexto para reunirnos

con hermanos, novios y amigos.

 

Cuando naces se le da a la madre

de gallina sabroso guisado;

cuando mueres se ofrece a tus deudos

consomé, emparedados, refresco y café.

 

Son las frutas y los vegetales

ingredientes que no pueden faltar,

forman parte del arte que hablo

que es sublime y demuestra el amor.

 

Este arte lo practica la madre;

lo practica la esposa también;

lo practican todos aquellos que aman,

al cansado, el sustento brindar.

 

El que ejerce el arte culinario

si lo hace con amor y pasión,

cuando llegue al lugar donde sea juzgado

una voz sobre él oirá:

 

«Entra acá con Nosotros al gozo

que es eterno en el Cielo de Dios

Porque diste de comer al cansado

y al sediento le hiciste beber».

Últimas entradas de Georgina Palacios (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •