Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Y me sentí decepcionada;

el encuentro, tu voz,

ya no me dijeron nada.

 

Me sentí decepcionada

y, además, una molestia que no puedo describir

me está atacando.

 

Quería verte, o, ver tu recuerdo.

Quería oírte o, aún más, oír tu recuerdo.

 

Éste que tú eres no es a quien no he olvidado.

Tu registro aún es el mismo,

pero, tu timbre ha cambiado.

 

Algunos rasgos a lo lejos,

bajo una ligera maraña escondidos,

atisbaban sin lograr salir a flote

de las aguas del recuerdo.

 

Es insípido y molesto el encuentro

cuando ves por quien llorabas

y que ahora no le dice nada

al corazón que lo añoraba.

 

¡Qué contraste antes y ahora!

 

La ilusión con que esperaba el momento cuando juntos

a la vida enfrentaríamos;

mi vista siguiendo  la tuya en la dirección convenida

contra propios, contra extraños ¡contra todos sin pensarlo!

 

Sin embargo ahora, nada siento;

no comparto tu mirada;

me sentí… decepcionada.

Últimas entradas de Georgina Palacios (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •