Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mizrain Juárez

Cuando observé que tus ojos brillaron como dos soles

Recordé que nuestra amistad nació en las nubes de Chuisiguan.

Cuando observé que tus labios brillaron como dos rodajas de manzanas dulces.

Recordé que nuestro amor floreció en el aroma de los pinos de Chuitaman.

Cuando escuché tu voz,

Tus palabras cayeron como truenos en el fondo de mi corazón.

Que me hizo recordar que ya estás casada.

Sin mentirte.

Mi alma lloró, como aquel día que mis ojos lloraron tu partida.

No te preocupes, aún no he perdido la esperanza de encontrar a alguien igual que tú.

FLOMIZ-JUAMAT
Derechos reservados de autor.
San Francisco El Alto,
Totonicapán Guatemala.

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Últimas entradas de Admin Narrativa (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •