Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Existen otros modelos sociales en construcción y en ellos debemos tomar en cuenta la naturaleza del ser humano.

Marcela Gereda

La historia ha demostrado que no resulta ni lo primero ni lo segundo. Ni socialismo como lo conocemos, ni el capitalismo actual. Los datos científicos de lo que le sucede hoy a la Tierra: acidificación de los océanos, deforestación, contaminación, derretimiento de los polos, gases de efecto invernadero, millones de humanos viviendo con menos de un dólar al día (por debajo de la línea de pobreza) y ese largo etcétera que incluye catástrofes naturales son efectos concretos de una forma productiva (libre mercado) que no es amigable para el planeta, nos exige no solo pensar en nuevos modelos sociales, sino en cambiar nuestra manera de ser y estar en el mundo.

Para mí la esperanza puede estar en esa gran masa crítica de ciudadanos que marchan en diversos países contra el cambio climático exigiendo otras formas de producir, regulaciones del Estado hacia las empresas y con una ciudadanía vigilante y consciente para hacer valer una economía circular lo cual implica producir respetando al planeta, la eliminación de combustibles fósiles, etcétera.

El Buen Vivir también puede ser una nueva forma de relacionarnos entre las personas y con el planeta. Una forma comunitaria de ejercer la productividad. En este momento la Alianza Cooperativa Internacional reúne a mil millones de cooperativistas. Ello quiere decir que otras formas de producción están siendo ensayadas en todo el planeta.

Aunque quiero y necesito creer que otro mundo es posible, para plantear el futuro, también es necesario ejercer el pensamiento crítico más allá de apostar al capitalismo o al socialismo, es imprescindible que nos cuestionemos cuál es la naturaleza real del ser humano. ¿Somos seres bondadosos y solidarios o seres obtusos y egoístas? A lo mejor una mezcla de animales salvajes y a la vez espirituales, como le gusta decir a un amigo.

Aunque hay un llamado del Movimiento Ecológico Mundial para prohibir la caza de ballenas, en Japón y otros países se siguen cazando. Es sabido que algunas pesqueras asiáticas como saben que en veinte años el atún se habrá extinguido por la sobrexplotación y la falta de regulación de la pesca de atún, hay miles de atunes congelados para venderlos a precios exorbitantes de aquí a veinte años. La semana pasada las fuerzas militares chinas confiscaron casi ocho toneladas de marfil de elefante, ello implica miles de elefantes asesinados. En África se cazan los rinocerontes porque en el mercado negro de Asia, el cuerno de rinoceronte alcanza valores de entre US$60 mil y US$80 mil por kilo. En México, la totoaba (un pez altamente protegido), su valor en Asia ascendía a más de US$3.6. Hoy, cada uno de dichos órganos puede costar hasta US$250 mil en el mercado negro. Hay toda una mafia oscura detrás de la comercialización de estos animales.
Somos un claroscuro: es cierto que hay miles de personas y empresas ensayando formas amigables de producir, pero a la vez, la parte baja y oscura del ser humano sigue enredada en una nube obsesiva por poseer, acumular y obtener jugosas ganancias provocando daño a las comunidades y a otros seres que no se pueden expresar ni pedir justicia.

Ante la evidente burocracia y degradación de las instituciones del Estado sería iluso defender que las empresas estén en manos del Estado (como representante del pueblo), y que sin iniciativa privada se puede garantizar la igualdad y la mejor distribución de las riquezas. Ante la dinámica de producir, usar y tirar, y la actual forma de productividad que ya no es sostenible para el planeta y para la sociedad sería irresponsable e insensato seguir defendiendo que la propiedad privada y el libre mercado, es lo que puede garantizar el desarrollo humano y productividad.

El dilema ¿Capitalismo o Socialismo? es falso. Existen otros modelos sociales en construcción y en ellos debemos tomar en cuenta la naturaleza del ser humano. La posible gestación de una economía solidaria y circular (Buen Vivir) es acaso la expresión y posibilidad de la Nueva Civilización.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2019/04/22/capitalismo-o-socialismo-un-falso-dilema/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Marcela Gereda
Últimas entradas de Marcela Gereda (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •