Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mario Roberto Morales

A pesar de los grandes problemas que enfrenta –en especial el de que el poder oficial se niega a otorgarle a cabalidad el 5 por ciento de los ingresos ordinarios de la nación, como manda la Constitución Política de la República–, la Universidad de San Carlos de Guatemala es el único espacio local en el que la libertad de expresión no es sólo un enunciado verbal, sino que se encarna en actos concretos.

Este año, dos problemáticas campean en la comunidad universitaria provocando intensos debates de los que es de esperar resulten decisiones ecuánimes y útiles para el desarrollo de la carolina. Estas son: la Reforma Universitaria y la Huelga de Dolores. La primera, porque el 2020 fue declarado “año de la Reforma Universitaria”, y la segunda, por los lamentables acontecimientos ocurridos recientemente en el campus central.

La Reforma Universitaria necesita pasar de ser un vago concepto limitado a un incierto deber-ser (a menudo poco realista), a tornarse en un plan de cambio cualitativo de la institución en el plano académico, estudiantil, administrativo y de servicios. En el caso de la Huelga, es urgente que esta tradición de crítica carnavalesca del poder político, económico y cultural salga ya del largo período de decadencia en el que la sumió el ataque del que fue víctima la carolina a principios de los años 80 del siglo XX, el cual propició la infiltración en la universidad de los intereses de clase y partidistas que pugnan por el poder político del Estado, lo cual hizo de la USAC una institución refleja de los vaivenes de los juegos de poder estatales. Esto, en desmedro del mayor patrimonio de esta emérita casa de estudios: la autonomía universitaria.

Para hablar sobre esto, me es grato invitarlos a dos foros que tendrán lugar en el campus central esta semana. El primero se titula “Definiendo la Reforma Universitaria”, organizado por la Cátedra Carlos Martínez Durán, con la participación del Dr. Alberto García González (Director General de Docencia –DIGED– de la USAC), de la Dra. Artemis Torres (directora de la Escuela de Historia), del Mtro. Bayardo Mejía (asesor de la DIGED) y del Lic. Matheus Kar (psicólogo de la USAC y estudiante de filosofía). El acto tendrá lugar el jueves 20 de febrero a las 10 de la mañana, en el Auditorio de la Facultad de Ingeniería, y lo moderará este servidor.

El segundo foro lo organiza la asociación estudiantil Reto-USAC y se llama “Esplendor y decadencia de una tradición: la Huelga de Dolores”. En él participarán: El Rey Feo “Farmacoco”, la Dra. Artemis Torres, el Lic. Matheus Karr, el Rey Feo “Xibalbá” y el expresidente Alfonso Portillo. También lo moderará este servidor y tendrá lugar el viernes 21 de febrero a las 17:30 en el Aula Magna de la Facultad de Humanidades.

Lleguen. La entrada es libre.

En el caso de la Huelga, es urgente que esta tradición de crítica carnavalesca del poder político, económico y cultural salga ya del largo período de decadencia en el que la sumió el ataque del que fue víctima la carolina a principios de los años 80 del siglo XX

Fuente: [www.mariorobertomorales.info]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Mario Roberto Morales
Últimas entradas de Mario Roberto Morales (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •