Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nuevamente es la dulce tortura
que aviva o que mata
invadiendo mi todo en el diario vivir,
la que inquieta y provoca violenta reyerta
entre hormonas y mente; entre el ego y el Id.

¿Qué está alojado en tu frente
que, a veces, creyera poder percibir
en momentos cuando te descuidas
y a los ojos les dejas tu interior reflejar?

Los extremos a veces se tocan
y no puedes huir de un círculo
en el que te has enredado
o del que no quieres huir;
del que, si no luchas, quedas atrapado
y si luchas, te atrapa también.

Esta energía que tengo
la siento acá dentro y quiere salir;
mas se queda trabada en el pecho
mientras a mis cuerdas trata de subir;
y quiere gritar que te amo con fuerza insufrible;
que no aguanto el silencio ya más;
que te quiero tener en mis brazos,
sentirte en mi pecho y en mi intimidad.

Últimas entradas de Georgina Palacios (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •