Zach: Buenos días, estamos muy felices de estar con ustedes hoy. Chris y yo, y dos cineastas, pasamos junio y julio del 2011 viviendo con un presupuesto de 1 dólar al día. No fueron unas vacaciones de verano típicas. Cada uno de nosotros utilizó 56 dólares en 8 semanas. Decidimos hacerlo ya que consideramos que para comprender la realidad de la pobreza este es el primer paso para abordar el problema. Muchos de nosotros hemos escuchado que 1.1 mil millones de personas viven con menos de 1 dólar por día, pero quisimos ir más allá de la pura estadística y entender lo que esto significa realmente. Queríamos encontrar la respuesta a dos preguntas: cómo los pobres sobreviven con sólo 1 dólar y qué tipo de servicios financieros necesitan para mejorar sus propias vidas.

Chris: Como sucede con la mayoría de grandes ideas, este proyecto se concibió en un bar, alentado con un poco de creatividad líquida y valentía. Tuvimos la idea de hacernos pobres nosotros mismos, filmarlo y compartir nuestra experiencia con nuestros pares. Sabíamos que el plan no era perfecto, pero no queríamos que eso se convirtiera en un escollo para llevarlo a la acción. Sin embargo, lo que nunca pudimos anticipar fue que aquella noche cambiaría el curso de nuestras vidas con 544mil personas que han visto nuestra filmación en Youtube y siendo parte de nuestro viaje. Por dos meses, las bellas tierras altas de Guatemala fueron nuestro hogar. Desafortunadamente, esta belleza fue acompañada por una pobreza rampante y desnutrición, con más de la mitad de la población del país en pobreza y más del 15 por ciento en extrema pobreza.

Zach: Sabíamos que nunca podríamos replicar la dureza que experimentan los que viven en pobreza extrema, pero queríamos simular dos aspectos fundamentales: primero, la gente viviendo en pobreza extrema frecuentemente no sabe cuando recibirá un poco de dinero, su ingreso es muy poco predecible, por lo que en lugar de dotarnos de 1 dólar cada día, tomamos nuestros presupuesto de 56 dólares cada uno y lo dividimos al azar en ingresos que tomábamos de un sombrero cada mañana. Lo que tomábamos del sombrero era lo que teníamos para ese día. Segundo, los que viven en extrema pobreza utilizan una combinación compleja de instrumentos financieros para sobrevivir, por lo que al inicio de nuestro verano tomamos un pequeño préstamo de 126 dólares para pagar por renta, fertilizantes y semillas, un terreno para sembrar rábanos. Cada dos semanas pagábamos una parte del préstamo más intereses de nuestro presupuesto diario. Bien, aparte de convertirnos en expertos sembradores de rábanos, ¿qué otra cosa hicimos en Guatemala en el transcurso de dos meses? Pasamos la mayoría de nuestro tiempo llevando a cabo investigación formal e informal, y como estudiantes de desarrollo económico estábamos interesados en tres cosas: cómo administran su dinero los pobres, qué servicios utilizan para administrar ese dinero, y de qué manera podemos mejorar esos servicios para que se adapten a sus necesidades financieras.

Chris: Sin embargo, nuestra necesidad más apremiante e inmediata era sobrevivir para siquiera iniciar nuestra investigación. En nuestra primera noche, recuerdo que estaba acostado en el suelo de tierra escuchando los sonidos que producía Zach al vomitar allá afuera y pensando que no había forma que pudiéramos durar en esa situación los dos meses. Alrededor de la segunda semana ya sufríamos de hambre constantemente y letargo; en una entrada de mi diario en junio 19, describo como trabajamos el sembradío de maíz de nuestro vecino sin haber comido nada durante todo el día. Experimentar ese nivel de esfuerzo sin nada de alimento en el estómago fue un sentimiento de debilidad que no olvidaré nunca. Y esta es la realidad que experimentan muchos de los vecinos de Peña Blanca día tras día. Lo que decidimos hacer fue conocer a nuestros vecinos, ganarnos su confianza para que pudiéramos aprender de ellos y llevar a cabo nuestra investigación. La confianza fue esencial para entrevistar a doce familiar, preguntando desde el tamaño de sus familias, niveles de educación, sus propiedades, ingresos de dinero y más importante: qué herramientas utilizaban para la administración de su dinero. Conforme avanzaba el tiempo, nuestra vida se convirtió en una rutina, nos gustaría mostrarle un día de esos.

(A continuación siguen imágenes varias con la comunidad traducidas en el mismo video)

Zach: Después de 8 semanas perdimos combinadamente casi 18 kilos, batallando con la diarrea y e-coli, y casi le producimos a nuestros padres un ataque cardiaco. Chris luce horrible, debo decir. Bien, ¿valió la pena todo esto? Absolutamente. Nuestros amigos en Peña Blanca se convirtieron en los mejores maestros que hemos tenido en nuestras vidas. Trajeron, tomaron conceptos abstractos que habíamos aprendido en el salón de clases y los llevaron a la realidad. Específicamente, nos enseñaron tres secretos de la vida económica de los extremadamente pobres: primero, aprendimos que los pobres son administradores activos de su dinero, parecería que los pobres viven de la mano a la boca, juntanto las pequeñas cantidades de ingreso que tienen cada día y utilizando todo en alimento, y empezar así igual el día siguiente. Pero en realidad, la vida de los pobres es distinta. Aprendimos la manera en que los pobres administran de manera intensiva su dinero, no sólo para cubrir su necesidades más inmediatas como alimento, emergencias, enfermedades sino también en requerimientos más costosos, tales como la educación de los hijos, una casa, e incluso el inicio de un negocio para el futuro. Asombrosamente, toda esta administración se realiza sólo en su cabeza e increíblemente es muy exacto. Cuando les preguntamos, como mantenías todo esto sin confusión en su mente, la respuesta fue que siempre ha estado en su cabeza y piensan todo el día sobre la manera en que administrarán su dinero Nuestra propia experiencia demostró que era cierto, ya que Chris y yo nos vimos forzados a hablar continuamente sobre la manera en que distribuiríamos nuestro presupuesto diario, de qué manera compraríamos suficiente alimento para la semana, tener suficiente leña, y pagar nuestro préstamo, y para nosotros, que por lo que puedes ver no teníamos mucho dinero para nosotros. Esta obsesión con el dinero y su administración, ya que la diferencia entre tener 50 centavos significa comer o no.

Chris: El segundo secreto económico que aprendimos de los pobres es que administran su dinero utilizando distintas herramientas. Anthony, o Tono, utilizaba cuatro herramientas distintas para administrar su ingreso promedio de 10 dólares, mismo que servía para mantener a su familia de 8 miembros. El podría prestar o pedir prestado dinero a sus amigos, acumulaba bienes para revender, creando clubs de ahorro e incluso la utilización de microfinanzas. La razón por la que él utilizaba tantas herramientas distintas era que no existía una herramienta única que fuera lo suficientemente adecuada para sus necesidades inmediatas y de largo plazo. Tono igualmente es un buen ejemplo, de como los pobres pueden ser increíblemente innovadores al diseñar servicios que cubran sus necesidades, servicios que no están disponibles para ellos en los bancos locales. Lo que él hizo fue crear un club de ahorros con doce de sus amigos, y se conocen comúnmente como listas y quizá algunos de ustedes han escuchado sobre ellos. Cada mes, cada integrante daba la suma de 12 dólares, monto que se distribuirá aleatoriamente a uno de los integrantes. Esto mismo se repetirá cada mes durante el año. Lo que es realmente asombroso acerca de este sistema que ellos crearon es que, si recibes el dinero al inicio del ciclo funciona como un préstamo, pero si lo recibes en los últimos meses, funcionará más como un ahorro.

Zach: El tercer secreto financiero es que la flexibilidad y confianza son beneficios por los que los pobres están dispuestos a pagar. Los pobres son capaces de improvisar servicios gratis, tales como el club de ahorro de Tono, pero tiene algunos inconvenientes: puedes recibir tu cuota de dinero en un tiempo poco conveniente, no cuando realmente lo requieras, incluso tus compañeros en el club de ahorros podrían no tener el dinero para pagar algún mes, o puede suceder que a veces puedan robarte. Esto es por lo que las microfinanzas son atractivas para los pobres: es una forma de fortalecer la economía de los pobres para ayudarse a salir de la pobreza. Hay que proveer servicios financieros confiables que cubran sus necesidades. Las microfinanzas son similares a las listas, pero hay diferencias importantes. No estás tratando con un amigo, estás tratando con una institución formal, recibes el dinero inmediatamente y en el momento en que más lo necesitas, y finalmente, no debes confiar en que la gente traerá el dinero mensualmente. Finalmente la diferencia es que pagas intereses. Pero lo que hemos aprendido es que el beneficio de tener servicios confiables supera a menudo el tener que pagar intereses.

Chris: Una de nuestras amigas en Peña Blanca se encontraba en una situación bastante triste: nos explicó que su esposo era alcohólico, abusivo e infiel, gastando frecuentemente el poco dinero que la familia tenía en bebida y mujeres. Como resultado de esto, se vio forzada a guardar dinero de manera alternativa: en otras casas alrededor en el vecindario. ¿Cómo será ver a tu marido malgastar el dinero de la familia y que tus hijos ser vayan a dormir hambrientos y quedarse en casa mientras sus amigos van a la escuela? no podría imaginar si hubiera tenido que esconder dinero a Zach para poder alimentarnos los cuatro. Sin embargo, hace 3 años, ella recibió un pequeño préstamo de un banco local y empezó a guardar un poco de dinero cada semana. Con su préstamo, fue posible para ella comprar el material necesario para iniciar su negocio de tejido y empezó a vender ropa tradicional en el vecindario y su ciudad. Con este negocio, pudo incrementar la salud y la educación de su familia, sus 3 hijos más pequeños pudieron ir a la escuela, una realidad que no era posible para ella. Actualmente, ella ahorra para colocar el piso de su cocina y proteger sus pies del frío y enfermedades. Lo que las microfinanzas han hecho aquí es, al colocar el dinero en sus manos, fortalecerla para tomar sus propias decisiones para sacar a su familia y a ella misma de la condición de pobreza.

Zach: Bien, ¿qué otros servicios financieros requieren las personas en condición de pobreza? Aprendimos en nuestra investigación que los requerimientos financieros de los pobres son increíblemente complejos y al mismo tiempo aprendimos que no hay una sola solución para la pobreza y tampoco se requiere una sola solución. Se requieren microfinanzas, pero hay otras soluciones necesarias para ayudar en el ahorro e inversión de la gente pobre. Empresarios sociales alrededor del mundo han empezado a crear e innovar aprovechando la tecnología y renovando los bancos para apoyar estas ideas. Pero debemos expandir y apoyar estas ideas. ¿Por qué es importante hacerlo? Una cosa que aprendimos en Peña Blanca es que la pobreza no trata sólo de estadísticas, la pobreza trata también sobre las esperanzas y sueños de la gente. Si la gente pobre no tiene miedo de innovar, nosotros tampoco debemos temer.

(A continuación siguen imágenes varias con la comunidad traducidas en el mismo video)

Chris: El tiempo que pasamos en Peña Blanco transformó nuestras vidas. Tenemos la convicción que nosotros dos podemos generar cambio. Queremos motivar a la gente joven del mundo entero a imaginar y encontrar nuevas soluciones para combatir la pobreza global. Este es nuestro objetivo con el proyecto documental que estamos creando en este momento y a través del apoyo de nuestras organizaciones, queremos encontrar empresarios sociales jóvenes y apoyarlos para que se conozca su historia e incrementar su impacto. Nuestro objetivo permanece claro y  es: terminar con la pobreza extrema. Este es nuestro gran reto y nuestra gran oportunidad. Nosotros te pedimos no esconderte de la pobreza y avergonzarte de ella sino sentir que hay oportunidades para ayudar y que podemos hacer algo para solucionar esa condición.

Zach: Al involucrar a los más jóvenes en el aprendizaje experiencial, proporcionaremos a las nuevas generaciones las herramientas para convertirse en generadores de cambio, buscar el entendimiento y crear soluciones de fondo que termine para siempre con la pobreza extrema. Ese es el gran reto de nuestra generación. Muchísimas gracias.

Traducción de Julio C. Palencia

Julio C. Palencia
Sígueme

Julio C. Palencia

Fundador y Director at Poesía Guatemalteca
Julio C. Palencia. Traductor y poeta. Funda y dirige Poesía Guatemalteca, Narrativa y Ensayo, y Prueba y Error, sitios en línea. Autor de varios libros.
Julio C. Palencia
Sígueme