Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nuestro tesoro, el bosque, está en agonía.

Marcela Gereda

Cuando era niña no recuerdo de haber escuchado ni visto incendios. Sucede que antes los incendios eran auto-regulados a través del ciclo del agua. De unos años para acá son cada vez más recurrentes, al punto que los hemos normalizado. Solo de diciembre para acá se han perdido alrededor de 3 mil hectáreas de bosque en el país. Eso es el equivalente a 3 mil campos de fútbol.

Diez y siete focos siguen activos debido a las altas temperaturas, la falta de lluvia y otras causas. Setecientos 51 incendios forestales, dijo un vocero de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), responsable de la protección civil. Muchos de ellos en Petén.

En la temporada 2018-2019 Guatemala registró 1,412 incendios que quemaron 47 mil 375 hectáreas de floresta, según la Conred.

Si bien algunos incendios están vinculados a quemas para preparar los suelos para la explotación de cultivos y ganadería, es innegable que la sequía provocada por el cambio climático es una condena y un reto que se debe asumir desde una política de mitigación y adaptación al cambio climático.

A lo largo de los dos últimos siglos, la actividad humana ha transformado la composición química del agua y del aire en la Tierra, ha alterado la vida misma y los ecosistemas. Según diversas organizaciones e instituciones científicas el cambio climático es el mayor desafío para la humanidad en nuestro tiempo.

Según algunos organismos internacionales, Guatemala ocupa el cuarto lugar en el mundo y primero en América Latina entre los países más vulnerables ante el cambio climático. Un efecto del cambio climático es alterar el ciclo del agua. Cuando un árbol captura el dióxido de carbono permite que el agua suba y baje, de ahí que los bosques son imprescindibles para cumplir el ciclo del agua. Es por ello que antes no habían incendios.

“En los próximos 30 años la disponibilidad del agua disminuirá en Guatemala ya que según los modelos elaborados, la temperatura aumentará entre 1.5 y 3 grados centígrados y la lluvia disminuirá entre ocho y 23 por ciento”, señala un informe preliminar divulgado este viernes en un foro organizado por la  Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt). De ahí que las estrategias de mitigación de cambio climático deben ser inminentes.

Es cierto que el COVID nos tiene inmovilizados, pero no podemos permitir que se muera lo que nos otorga el oxígeno y la vida de nuestros pulmones. Giammattei solicitó ayuda internacional para frenar estos incendios, esto no es suficiente, se necesitan estrategias urgentes de mitigación y reubicación y ordenamiento territorial de las poblaciones viviendo en zonas núcleo de la biosfera de la Sierra de las Minas.

Asociación Ecoactiva, GuatePassport, Senacri, y otras organizaciones ambientalistas, llamamos a que frenar los incendios y mitigar el cambio climático sea parte de una estrategia de emergencia nacional.

Legislar, regular y planificar la gestión medio ambiental y el ordenamiento territorial son una necesidad urgente. La Asociación de Comunidades Forestales de Petén, solicita agua pura, sueros, electrolitos, gotas para los ojos, alimentos enlatados, etcétera. Santa Elena Petén, Tel.: 5567 2218. Defensores de la Naturaleza solicita que apoyemos con machetes, azadones, rastrillos, lentes y mascarillas, bombas rociadoras. Centro de acopio 4a. avenida 23-01, zona 14, ciudad de Guatemala.

Como sociedad civil nos toca exigir al Ministerio de Ambiente políticas ambientales de ordenamiento territorial, reforestación masiva, y normativas ambientales, así como leyes de impuesto de carbono para las empresas, leyes de gestión de desechos integral, contar con plantas de tratamiento de desechos y un largo etcétera para proteger flora, fauna y todo ese equilibrio que permite y hace posible la vida. No podemos perder más tiempo. Guatemala está en llamas. Nuestro tesoro, el bosque está en agonía, reaccionemos por amor y respeto a la vida.

Fuente: [elperiodico.com.gt]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Marcela Gereda
Últimas entradas de Marcela Gereda (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •