Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Política de bandidos y piratas…

Danilo Santos

Las motivaciones para ocupar un puesto de elección popular van quedando desnudas ante la justicia y la opinión publicada, en la calle ya las sabíamos pero indolentemente las toleramos como parte de nuestra realidad. Es común escuchar rumores sobre cómo las personas que llegan a diputaciones, alcaldías o quienes son designados a ministerios y secretarías, se aprovechan de su puesto; malversan, trafican con influencias, reciben comisiones: en suma ejercen el poder en contravía a las necesidades de sus representados.

Por qué los funcionarios suelen ser más irracionales que el común de los guatemaltecos (o solo son nuestro espejo), qué les motiva a preferir razones tan egoístas a pesar de saber que están en el ojo público, cómo deciden obrar de una u otra manera cuando ven frente a sí una balanza donde figuran las dos Guatemalas que conviven vergonzosamente por estos días: la vulnerable, pobre, desnutrida, sin oportunidades y cuasi esclava de los designios de la clase política; y la Guatemala gorda, opulenta, ciega y avariciosa.

Hasta hace un año el control absoluto de las consecuencias era un activo político, ya no. El momento que vivimos debería ser útil para todo el funcionariado y los que detentan el poder, aprender, no solo sobrevivir a las circunstancias. La moral de los políticos que llegan al poder bajo la política de bandidos y piratas que ofrecen protegernos y ayudarnos, debe ser parte del pasado.

Alegar “errores” de los demás, decir que el botín no viene de nuestro dinero, despotricar contra los que descubrieron estos ignominiosos desmanes, no es suficiente para ser inocente. Quizá la “ceguera” pasional, la “coacción” de terceros y la impunidad, sean simplemente indicador de la doble moral con que vivimos.

Otto Pérez, Roxana Baldetti y demás gavilla, en ejercicio de su libre albedrío, eligieron qué hacer y qué razones ponderar para ello.“La negación intencionada de la razón mejor constituye la condición exigida para que un criminal sea merecedor del castigo” (Friedrich Nietzsche).

La moral de los políticos que llegan al poder bajo la política de bandidos y piratas que ofrecen protegernos y ayudarnos, debe ser parte del pasado.

Fuente: [http://www.s21.gt/2016/04/politica-bandidos-piratas/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Danilo Santos Salazar

Politólogo y pensador a contrapelo de la realidad nacional e internacional. Veinticuatro años de trabajo al lado de causas que buscan la transformación de las iniquidades en Guatemala.
Danilo Santos Salazar

Latest posts by Danilo Santos Salazar (see all)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •