No decadencia

Rolando Enrique Rosales Murga

Ir contra la montaña, vencer al caudaloso río, que la corriente solamente arrastra a los muertos. No decadencia es mi filosofía. Algún día moriré meditando, mis pies como raíces aferradas al suelo y mi vista al sol, lo veré con mi sol interno una vez más. Pero no aún; me ha de barrer el polvo cósmico en la ruta al olvido sin mostrar mi esencia, no me podrán dañar las saetas de la intriga, no he de caer en sus simplonas escaramuzas. He de batirme en duelo contra todo, sin temer puesto que conozco el terreno. Con la muerte he amanecido platicando luego de haber renunciado a llevarme. Entre lo febril me inspiro, me he enseñado mi verdadera identidad y la he cincelado y día tras día esmerilado. No habrá conmoción que me haga perder la postura, que ante esta vida dura he decidido ser guerrero, que con ataraxia ser ríe de las heridas recibidas y devuelve al doble el daño que le han infligido. No me asusta la rapiña, el carroñero que devora sueños es mi enemigo por naturaleza. Quiero llegar hasta el último hálito llevando a cabo mis propias inspiraciones, mis propias ideas. Seré yo, porque me doy la oportunidad y no dejaré que me anegue la vorágine, siempre voy a salir bogavante.

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Rolando Enrique Rosales Murga

Rolando Enrique Rosales Murga

Rolando Enrique Rosales Murga, 26 años, se dedica a la panadería tradicional. Escribe desde los 12 años. Su obra ha aparecido en las revistas mexicanas Catarsis y Papalote. Ha participado en certámenes y antologías a nivel latinoamericano. Su obra ha sido leída en radios de Colombia y España. Ha ganado certámenes a nivel local y sus poemas han sido objeto de estudio en tesis de los alumnos de Derecho de la promoción 2016 del Centro Universitario de Jutiapa de la Universidad de San Carlos de Guatemala.
Rolando Enrique Rosales Murga