Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Danilo Santos

El Congreso de la República ha entrado en un retardo malicioso en la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de salas de apelaciones, qué hay detrás de las largas horas que la Comisión Permanente del Congreso deja pasar antes de abrir las sesiones y, el orden de los asuntos a tratar: así como los linchamientos que se dan a los funcionarios que acuden citados al hemiciclo. Al parecer hay alguien que se siente muy cómodo con la actual CSJ y hará todo lo que esté a su alcance para que nada cambie hasta tener el control absoluto de otra corte la de constitucionalidad. Todo lo anterior deja claro quién maneja al Congreso de la República y, además, deja muy claro que quienes han salido beneficiados con la finalización de la lucha contra la corrupción y la impunidad, están satisfechos con su operador político.

Para declararle la guerra a la Fiscalía General del Ministerio Público y a una Comisión Internacional, había que encontrar a un Arzú renovado, a un joven con mañas viejas, a un adorador de viejas glorias emelenistas y añejas fortunas que tienen su origen en el abuso puro y duro. Un político alejado de histrionismos pero que no le tiemble la mano a la hora de proteger la ignominia, callado en público pero enérgico en privado, capaz de mover piezas grandes y pequeñas dentro del Congreso, articulador nato de intereses económicos y peones legislativos. Nueva y joven sangre gobierna este país, tan conservadora y corrompida como la anterior, igual de maquiavélica y capaz de cualquier cosa.

Si alguien quiere saber de quién se trata, basta ver quién se ha visto beneficiado por la Corte Suprema de Justicia y alrededor de quién se articula la agenda legislativa, además, quién articuló la ofensiva contra Thelma Aldana e Iván Velásquez. Es fácil dar con el nuevo mariscal de campo de las fuerzas neoconservadoras en Guatemala si se es un tanto perspicaz.

En tiempos de Covid19 la población está más preocupada por sobrevivir económica o literalmente sobrevivir, lo que le deja a merced de las impunes decisiones del Pacto de Corruptos encabezado por el nuevo mariscal, además de quedar indefensos ante el antojadizo manejo de la información que hace el gobierno central de datos, proyecciones y medidas. Por otro lado, la población tiene la preocupación fundamental de saber con qué se pagará la comida diaria y las facturas de fin de mes, está la incertidumbre de qué pasará con el año escolar y el futuro inmediato, las deudas adquiridas, si habrá trabajo o no, qué hacer si sale infectado uno o un miembro del núcleo familiar, y así, son tantas las preocupaciones que lo que hagan en el legislativo forma parte de una realidad muy lejana. Todo lo anterior es propicio para diseñar el futuro de las cortes y la impunidad, sin ninguna prisa.

Así las cosas, es fácil prever que el Congreso retardará la elección de magistrados de la CSJ hasta que se deshagan de la actual Corte de Constitucionalidad y entonces, estará todo tomado (cooptado) nuevamente

Fuente: [https://lahora.gt/el-nuevo-mariscal/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Danilo Santos Salazar
Últimas entradas de Danilo Santos Salazar (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •