Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

***Tikal Ciudad Mística***

Ciudad que guardas enigmas,

cual si fueran paradigmas

de un Nahual…

Espejo del cielo donde los rituales,

hacen danzar a las constelaciones,

donde tus canciones se confunden

con el rugido de la selva.

Ciudad enigmática que llama al silencio,

para ser testigo de esa grandeza,

de nuestros antepasados

así como de su nobleza.

Templos piramidales que apuntan

a los cuatro puntos cardinales,

alineados con las constelaciones…

Templos donde aun se escuchan

los pazos de los ajaus custodiando

sus misterios…

Pirámides que se elevan para

saludar al sol…

Chak Tok Ich’aak es la mano que

que se tiende en la “Ciudad de las Voces”,

donde el mundo infrahumano se eleva

para saludar a sus dioses…

“El Gran Sacerdote” se yergue al atardecer

para elevar las plegarias de los hombres

de caras azules adornados con plumas

de Quetzal…

Poco a poco la noche le va ganado al día

y una densa obscuridad cual si fuera

manto va cubriendo la selva petenera,

que como una pantera echada en

la maleza escucha el rugido del jaguar.

Chak Tok Ich’aak la conjunción de la luz,

le rasga la espalda a la “Pirámide de la Luna”,

que cual si fuera espuma se eleva en la espesura

de la selva con su propia luz.

Shack grita desde el cielo en forma de un trueno

que estremece a la tierra más allá de Chicen Itza,

Piedras Negras empieza a incendiarse cual si fuera

una llama que arde sin consumirse…

Pero el tiempo es cruel y le muerde la espalda

a la “Serpiente Bicéfala” que en plena alborada,

se arrastra en el horizonte sin quejarse…

Mientras el cielo la cubre con un manto de estrellas,

que parecen como el trinar de las teclas de una marimba,

que la llegan a consolar…

Al verla así dolida y estoica sale a su rescate

el sol…Chak Tok Ich’aak,

Es su grito de guerra que con tan solo un destello

de luz hace que las tinieblas salgan despavoridas,

para que reine nuevamente el sol.

Que en el crepúsculo del amaneces le ordena

al “Gran Jaguar” que se plante como centinela

en Yax Mutul y este vuele a rugir Chak Tok Ich’aak.

Amanece en Tikal y uno a uno se empieza a sumar

los visitantes de los cuales muy pocos se acercan

con reverencia porque no los lleva allí,

el amor al conocimiento, ni mucho menos la

admiración al universo que ha escrito sus versos

más elocuentes en la espesura de la selva.

Chak Tok Ich’aak se escucha en la selva,

Pero muy pocos lo escuchan…

Porque escucharlo exige sacrificio,

lo cual para el hombre de estos tiempos

no genera ningún beneficio.

A pasar de esto los Nahuales cual si fueran

centinelas se plantan en medio de las garras

del “Gran Jaguar” y siguen rogándole a su dioses

que este pueblo se vuelva a reencontrar.

Porque es en medio de la diversidad que se encuentra

la mayor riqueza…

Porque al multiplicar sus lenguas el universo aposto

a que aprenderían que el que escucha luego tiene

una mayor sabiduría para vivir….

Chak Tok Ichg’aak son las voces de la Selva,

es el rugir del “Gran Jaguar” que alineado

con las estrellas quiere con los hijos de la

Madre tierra comulgar y proclamar

que no es el fin del mundo lo que quieren anunciar

es una nueva era, es una nueva oportunidad…

Oxwell L’bu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •