Los hombres somos sagrados

Carlos Fuentes

Todos los hombres somos sagrados, no existen mayores ni menores, no necesitamos de cosas sagradas, cuando comprendamos eso viviremos en paz y eso mis hermanos, es saber vivir como viven los dioses, ignorarlo es continuar viviendo como seres animales, por selección natural, un pasado que debemos superar.

No existen cosas puras o impuras, no hay hombres malos ni buenos, como tampoco existen hombres, ni naciones escogidas, iluminadas o puritanas, solamente hay actos que podemos juzgar malos y buenos; es hora de creer en el hombre y en la igualdad del hombre. El sistema nos ha convertido en mendigos de la estima, pero la noticia es que éste sistema de falsos dioses superiores a ti está agonizando.

El ser consciente es la máxima creación en el cosmos, y por lo consiguiente la fe es para con nosotros mismos. Es hora de transformar al mundo en una sola raza mestiza, sin ideologías; luchemos por la libre emigración, digamos no a las religiones, a los nacionalismos, sectas e ideologías; digamos no a la división, es hora de luchar por la integración. Les presento al superhombre de Saratustra, volvamos al amor por la tierra.

Soy quien soy
mi propio Dios
una parte de mi la tengo aquí
la otra está con ustedes

Estamos aquí por escasos cien años, más o menos, compartiendo este planeta, existimos para dar lo mejor de nosotros por nuestra especie; podemos vivir pensando que somos inmortales o podemos vivir sabiendo que esta es nuestra única vida y que debemos vivir como dioses y como hermanos. Es hora que dejemos de engañarnos con esas cosas y hagamos algo realmente efectivo por los más necesitados, sabiendo que son nuestra responsabilidad.

El Dios el sistema es solo una excusa y una falacia que utiliza el sistema para lavarse las manos y para dominar y esclavizar a los pueblos, basta leer la distorsionada escrita por ellos, ya lo dijo Karl Marx, Dios es el opio de los pueblos; nos han hecho adictos a base del temor y el estigma social, se han adjudicado el monopolio del bien y el mal, como si todos los hombres conscientes no supiéramos que es el bien y el mal.

Cuando Cristo dijo: yo soy el camino, la verdad y la vida; se refirió al yo freudiano, a tu yo; lee esas escrituras a la luz de éste concepto y solo entonces vas a comprender su verdadero significado. Nos tienen engañados desde hace dos mil años y ellos lo saben, esta ha de haber sido la verdadera la razón subyacente por la cual quemaron todos los textos por toda Europa, y la causa de las cruzadas, basan su poder en nuestra ignorancia y ahora luchan por censurar la internet; pero no nos engañemos no es solamente la iglesia, es todo el sistema.

Todos tenemos un reino, nosotros nos construimos a nosotros mismos construyendo ese reino, somos reyes y tenemos dignidad de rey, ese es tu ser interior, pero lo has cambiado en el sistema por un plato de lentejas. Ese es el reino al que se refirió Jesús el Nazareno en su parábola. Es el mismo yo al que se refiere el existencialismo de Sartre, la esencia precede a la existencia; lo más sagrado de ti. Regresa a tu ser interior, vuelve a vivir, regresa a ti y quédate, como el hijo pródigo. No veas para afuera, es momento de entrar a tu reino, tu reino no está e Hollywood ni en las marcas ni en los aseguran tener éxito, allí mandas tú, es hora de transformarte en un ser soberano y de no seguir siendo mendigo del sistema. Cada instante que no vives de tu corta vida con dignidad, lo mueres.

“Antes la mayor la blasfemia era blasfemar contra Dios, pero dios ha muerto, y la peor blasfemia es blasfemar contra el hombre“ Nietche

Sal de tus cueva compadre yo te presento al superhombre de Saratustra, al amor por la tierra, para que te hagas un ser libre y soberano. La libertad es una lucha que se libra en cada interacción.

La Biblia dice: “ Maldito el hombre que cree en otro hombre” Recuerda; todos somos sagrados.