Autor: Ilka Oliva Corado

Guatemala de todos los dolores

Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado Es un país hermoso del que se uno enamora a  primera vista, rotundamente bello; de musgos blancos como enredaderas en los pinales, de musgos verdes como alfombras aterciopeladas a la orilla de los riachuelos; riachuelos que busca secar la mano asesina de quien no ama, de quien irrespeta y odia, odia, odia, odia lo bello por natural.   Sus quetzales cantan junto a los jilgueros en los montañas verdes, profundamente verdes que resisten a la contaminación y a la mano asesina del fascista corrupto y mezquino que deshonra   la tierra  que milenariamente se niega a dejar de florecer. ¡Idólatras del...

Read More

Mundo de vanaglorias

Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado Vivimos en un mundo de vanaglorias, donde se premia lo más ruin, a quien traiciona, a quien no tiene escrúpulos, a quien pisotea con tal de lograr objetivos propios. En un mundo de farsas, donde lo único real es la burla. Ése es el mundo que creamos y alimentamos todos los días con nuestras acciones o pasividades; dependen éstas de lo que nos convenga según sean los vientos que soplen hacia nuestra burbuja de indiferencia  y egolatría. Un mundo de irrespeto al otro y a todo ser viviente. Somos sociedades de individuos desechables y peleles. Individuos...

Read More

Escribir, mujeres, escribir

Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado A las niñas se les regalan muñecas para que aprendan desde temprana edad a que su lugar en la sociedad es el de  parir y cuidar niños;  niños que serán sus hijos, hermanos, nietos, sobrinos, novios, amantes, compañeros, esposos…, cualquiera que sea el grado de consanguinidad o no,  pero su función en la sociedad es la de ser madre en todo el contexto patriarcal, es decir; dejar de existir para servir a los demás. A los niños se les regalan pistolas y carritos, para que agarren la calle y sepan que de guerras está hecho el género masculino....

Read More

El poder colosal de nuestra voz

Ilka Oliva Corado@ilkaolivacorado Nos hemos acostumbrado a que otros opinen por nosotros, porque creemos que lo que nosotros tenemos que decir no es importante, que carece de consistencia y sentido: por no tener el grado de escolaridad,  por no ser de tal clase social, por no ser de tal color de piel, de tal género, por tener tal peso, por tener tal edad, tal estatura,  tal adicción; en uno de los tantos patrones con los que hemos crecido en este mundo de estereotipos, cobardía, clases sociales, presunción  y patriarcado.  Y guardamos silencio, con el corazón a mil, con las palabras como borbotones...

Read More

La fuerza de voluntad

Para don Luis, donde quiera que esté. Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado Corría mediados de la década del noventa en Ciudad Peronia cuando llegó a vivir a la cuadra un matrimonio procedente de la Bethania, otro arrabal guatemalteco. Para ese entonces Ciudad Peronia ya estaba poblada, atrás habían quedado los tierreros de terrenos sin medición y los sitios baldíos que circundaban el mercado, la parada de buses,  El Gran Mirador, La Surtidora y  La Cuchilla. Don Luis y su esposa, llegaron a comprar una casa que antes pertenecía a una familia que se dedicaba a tapizar muebles, era habitual ver esqueletos de...

Read More

El sopor de los jueves sin Margarita Carrera

Ilka Oliva Corado@ilkaolivacorado No  es lo mismo preparar el café, encender la computadora al alba y  no encontrar sus textos puntuales como cada jueves de la última década de mi vida. Doña Margarita Carrera fue una de mis pocas conexiones con Guatemala en los primeros años de mi auto exilio, la descubrí por casualidad cuando obtuve mi primera computadora y buscada desesperadamente un hálito.   A miles de kilómetros de distancia de mi terruño amado y viviendo una nostalgia abrumadora por el destierro, apareció con sus textos con alma que hacían de las mañanas de los jueves un bálsamo quita penas.  Se volvió una...

Read More

A perderse entre la urbe

Ilka Oliva Corado Es medio día de un  día de julio de verano infernal, los observo por la ventana que da a la calle mientras subo las escaleras de la casa donde trabajo; sus cuerpos bañados en sudor, con piocha en mano abren una zanja por todo el lateral de la casa para arreglar una tubería. En la mañana había llegado el dueño de la empresa, un polaco de unos 60 años, a hacer acto de presencia solamente. Se subió en su pick up de doble tracción de modelo reciente y se fue. Sirvo dos vasos de agua con hielo y salgo...

Read More

Sociedades misóginas

Ilka Oliva Corado@ilkaolivacorado “Violan a una mujer en la parada de tren de tal estación”, dijo el presentador de noticias, sin inmutarse, con ese rostro que tienen los que ven la violencia de género como cosa natural. ¿Cuántas mujeres son violadas en las estaciones de autobús y de tren diariamente en el mundo? Cosa natural para la sociedad que somos. “La deportista tal de tal país fue encontrada muerta en la orilla de un río, le habían cercenado un seno y le habían quitado la cabeza”, dijo la periodista de deportes en televisión nacional, sin parpadear, acto seguido la...

Read More

Si las utopías son realizables

Ilka Oliva CoradoIlka Oliva Corado. @ilkaolivacorado Es lo que tiene la esperanza, que en invierno nos hace pensar en la primavera y en el rocío de las flores reventando al compás del trinar de las aves que retornan después de su larga ausencia.   Pronto escampará, decimos cuando retumban los aguaceros sobre los techos de lámina en los arrabales y las goteras son una más de las penas del paria,  mientras las calles se transforman en ríos donde los niños saltan y juegan con sus barcos de papel, con el hambre en las tripas y los sueños cundidos de inocencia.  Marginados ancestralmente.  La...

Read More

La explotación de prietos contra prietos. Ilka Oliva Corado.

La explotación de prietos contra prietos Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado Es muy cómodo culpar a otros, lanzar piedras y esconder la mano. Señalar a  los demás creyéndonos semidioses y jueces con todo el poder para sancionar su doble moral como si nosotros no la tuviéramos también. Cuestionar  lo que hacen o dejan de hacer, lo que nunca hicieron y  entre más lejos estén es mejor, así no nos alcanzan y no nos encaran y refutan nuestra falta de escrúpulos. Buscamos una válvula de escape por donde se fuguen nuestras responsabilidades y nuestras culpas y así quedarnos con los dardos  y nuestro desinterés en involucrarnos...

Read More

Ilka Oliva Corado presenta en Filven el testimonio de su travesía por los desiertos de la migración

Ilka Oliva Corado presenta en Filven el testimonio de su travesía por los desiertos de la migración Caracas, 05 Nov. AVN Ilka Oliva Corado es una sobreviviente de la migración centroamericana a Estados Unidos. “Indocumentada con maestría en discriminación y racismo”, así se define a sí misma en su blog Crónicas de una inquilina, en donde escribe de todo un poco, pero especialmente de la realidad de América Latina y de lo que viven quienes como ella han debido dejar su terruño sin nada en los bolsillos para huir de la pobreza y la violencia institucionalizada. Los lectores venezolanos...

Read More

Somos los que han cruzado las fronteras. Ilka Oliva Corado.

Somos los que han cruzado las fronteras Ilka Oliva Corado  Somos los que han cruzado las fronteras Con sus no sé cuántos avernos Somos los que murieron de sequía Los que se desangraron Los que se ahogaron Los que no pudieron llegar Somos los silencios inconclusos Los reclusos de la arbitrariedad Los agónicos indocumentados Los que siembran en los campos extranjeros Los limpia mierda Los que se amurallan en la oscuridad. Somos los emigrantes Somos los clandestinos Los forasteros agonizantes Somos las plazas vacantes Los del siempre Yes sir. Los del yes ma’am Los que nunca dicen no Los...

Read More

Diccionario Dixio

Nos leen en: