Autor: Ilka Oliva Corado

Atreverse a curar la herida

Ilka Oliva Corado@ilkaolivacorado No importa si la primera expresión emerge  con   miedo, enojo,  ira, impotencia o frustración y que por eso retumbe y lance llamas o queme como la brasa;  si rasguña, si grita, si llora quejumbrosamente o si lanza puñetazos al vacío; realmente eso no es lo importante, lo importante es que ha comenzado a curarse la herida.  No importa que los pasos sean tambaleantes, si se dan tres hacia delante y uno hacia atrás, si se va de lado o en zigzag, lo que realmente importa es ponerse de pie e intentar caminar aunque al principio solo se pueda gatear o arrastrarse; en...

Read More

Una boda de lujo, con meseros

Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado Es una de esas bodas tan comunes entre latinoamericanos indocumentados en Estados Unidos: llenas de desconocidos, tirando la casa por la ventana,  con dinero prestado y todo para enviar el video y las fotos a los familiares en sus países de origen y;  mostrarles que triunfaron, que lograron el sueño americano, que pueden darse el lujo de pagar un buen salón y un servicio de comida con meseros; aunque ellos trabajen limpiando baños, mezclando cemento, cortando grama o en la tapisca en los campos de cultivo de los grandes empresarios que no precisamente en su mayoría son...

Read More

El pinito

Ilka Oliva Corado@ilkaolivacorado Se convirtió en referencia para direcciones: a dos cuadras del pinito, del pinito para arriba, del pinito para abajo, en las casas frente al pinito, las casas que están cerca del pinito. En la parada del pinito, en el pinito me apeo. El pinito es un árbol que sobrevivió a la lotificación de la nueva colonia  que a finales de los años 80,  deshizo las llanuras cercanas a la aldea El Calvario, La Ceiba y la colonia residencial Las Terrazas, misma que fue nombrada Ciudad Peronia y que en lugar de calles   y avenidas tenía ríos: río Usumacinta lote 2,...

Read More

Hablemos de racismo

Ilka Oliva Corado@ilkaolivacorado En Guatemala no se habla de genocidio porque la mayor parte de la sociedad lo sigue negando y no por desconocimiento sino por racismo y clasismo; porque en Guatemala somos todo menos indígenas.  Mal propio del capitalino clase media y burgués que cree que con un cartón de universidad,  o por tener sirvienta en su casa  es más y mejor que los demás: un remedo de cacique por su mente colonizada y por ende la presa fácil para los cazadores de arrogancias y tibiezas. Un cartón de universidad no da las agallas, un teléfono celular inteligente no da la...

Read More

El genocidio migrante del que no se habla

Ilka Oliva Corado@ilkaolivacorado Es curioso cómo funciona la doble moral del ser humano, docenas de periodistas se amontonan para fotografiar a quienes sin esperanza alguna abandonan Honduras, para buscar techo y comida en Estados Unidos, emprendiendo las famosas caravanas de una perenne crisis humanitaria. Pueblos que son objeto de las más turbias inspiraciones políticas de propios y extraños, pues son utilizados para que muchos allá digan que los van a invadir y muchos acá digan que se van por haraganes. O al revés, que unos acá digan que criminales buscan cruzar la frontera y otros allá digan que se...

Read More

Guatemala de todos los dolores

Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado Es un país hermoso del que se uno enamora a  primera vista, rotundamente bello; de musgos blancos como enredaderas en los pinales, de musgos verdes como alfombras aterciopeladas a la orilla de los riachuelos; riachuelos que busca secar la mano asesina de quien no ama, de quien irrespeta y odia, odia, odia, odia lo bello por natural.   Sus quetzales cantan junto a los jilgueros en los montañas verdes, profundamente verdes que resisten a la contaminación y a la mano asesina del fascista corrupto y mezquino que deshonra   la tierra  que milenariamente se niega a dejar de florecer. ¡Idólatras del...

Read More

Mundo de vanaglorias

Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado Vivimos en un mundo de vanaglorias, donde se premia lo más ruin, a quien traiciona, a quien no tiene escrúpulos, a quien pisotea con tal de lograr objetivos propios. En un mundo de farsas, donde lo único real es la burla. Ése es el mundo que creamos y alimentamos todos los días con nuestras acciones o pasividades; dependen éstas de lo que nos convenga según sean los vientos que soplen hacia nuestra burbuja de indiferencia  y egolatría. Un mundo de irrespeto al otro y a todo ser viviente. Somos sociedades de individuos desechables y peleles. Individuos...

Read More

Escribir, mujeres, escribir

Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado A las niñas se les regalan muñecas para que aprendan desde temprana edad a que su lugar en la sociedad es el de  parir y cuidar niños;  niños que serán sus hijos, hermanos, nietos, sobrinos, novios, amantes, compañeros, esposos…, cualquiera que sea el grado de consanguinidad o no,  pero su función en la sociedad es la de ser madre en todo el contexto patriarcal, es decir; dejar de existir para servir a los demás. A los niños se les regalan pistolas y carritos, para que agarren la calle y sepan que de guerras está hecho el género masculino....

Read More

El poder colosal de nuestra voz

Ilka Oliva Corado@ilkaolivacorado Nos hemos acostumbrado a que otros opinen por nosotros, porque creemos que lo que nosotros tenemos que decir no es importante, que carece de consistencia y sentido: por no tener el grado de escolaridad,  por no ser de tal clase social, por no ser de tal color de piel, de tal género, por tener tal peso, por tener tal edad, tal estatura,  tal adicción; en uno de los tantos patrones con los que hemos crecido en este mundo de estereotipos, cobardía, clases sociales, presunción  y patriarcado.  Y guardamos silencio, con el corazón a mil, con las palabras como borbotones...

Read More

La fuerza de voluntad

Para don Luis, donde quiera que esté. Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado Corría mediados de la década del noventa en Ciudad Peronia cuando llegó a vivir a la cuadra un matrimonio procedente de la Bethania, otro arrabal guatemalteco. Para ese entonces Ciudad Peronia ya estaba poblada, atrás habían quedado los tierreros de terrenos sin medición y los sitios baldíos que circundaban el mercado, la parada de buses,  El Gran Mirador, La Surtidora y  La Cuchilla. Don Luis y su esposa, llegaron a comprar una casa que antes pertenecía a una familia que se dedicaba a tapizar muebles, era habitual ver esqueletos de...

Read More

El sopor de los jueves sin Margarita Carrera

Ilka Oliva Corado@ilkaolivacorado No  es lo mismo preparar el café, encender la computadora al alba y  no encontrar sus textos puntuales como cada jueves de la última década de mi vida. Doña Margarita Carrera fue una de mis pocas conexiones con Guatemala en los primeros años de mi auto exilio, la descubrí por casualidad cuando obtuve mi primera computadora y buscada desesperadamente un hálito.   A miles de kilómetros de distancia de mi terruño amado y viviendo una nostalgia abrumadora por el destierro, apareció con sus textos con alma que hacían de las mañanas de los jueves un bálsamo quita penas.  Se volvió una...

Read More

A perderse entre la urbe

Ilka Oliva Corado Es medio día de un  día de julio de verano infernal, los observo por la ventana que da a la calle mientras subo las escaleras de la casa donde trabajo; sus cuerpos bañados en sudor, con piocha en mano abren una zanja por todo el lateral de la casa para arreglar una tubería. En la mañana había llegado el dueño de la empresa, un polaco de unos 60 años, a hacer acto de presencia solamente. Se subió en su pick up de doble tracción de modelo reciente y se fue. Sirvo dos vasos de agua con hielo y salgo...

Read More

Diccionario Dixio

Nos leen en: