Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Qué consuelo?

Fredy López

A simple lectura pareciera que es la expresión chapina de “sentir desconsuelo ante algo”, pero quizás al final tendrá otra opinión.

La noticia de la designación de la Licenciada y Doctora María Consuelo Porras, al frente de la institución más conflictiva del Gobierno de Guatemala, el Ministerio Publico,  que para muchos es el MP, recoge cadáveres a paso de tortuga, o en coordinación con la CICIG y la PNC,  persiguiendo, apresando  y acusando funcionarios de gobierno “corruptos”.

Quizás es bueno echarle Porras a la distinguida Dra. Porras, porque asumir el Ministerio Publico en las actuales condiciones es de mucho riesgo, perderle miedo a todo, porque se diga lo que se diga, hay muchos grupos que resuelven sus diferencias de miles de maneras, habrá personas amenazadoras bajo el manto de la impunidad, habrá personas las cuales piensan que toda persona tiene un precio y mucho más.

Lo cierto es que en Guatemala ya tenemos “Consuelo”, al frente del Ministerio Publico, considerada una mujer fuerte, de carácter, como una dama de hierro, pero como ser humano con muchos sentimientos profundos de justicia y equidad, creyente de la justicia de Dios sobre todas las cosas.

¿Qué Consuelo? Puede tener el pueblo, que solo espera un gobierno que sea garante de las libertades democráticas, entidades al servicio de una población,  que trabaja con mucho esfuerzo y que sueña con un país tranquilo, sin violencia, en donde se pueda vivir y trabajar en paz, donde los funcionarios de gobierno sean personas honestas comprometidos con el desarrollo integral del país y que no exista la necesidad de una instancia jurídica como la CICIG, para mantener un gobierno democrático real y comprometido con todos los sectores sociales.

El enjuiciamiento de personajes políticos y empresariales responde a una dinámica de controlar los excesos cometidos por personas o entidades, que haciendo uso de su poder político, utilizan el dinero social del Estado para provecho personal, asignándose sueldos, honorarios, gastos de representación y otros rubros para convertirse en los Nuevos Ricos.

Sirvan estas líneas para enviarle una misiva a la Dra. Consuelo Porras, esperando que Dios la ilumine a ella y a su equipo de trabajo al frente del MINISTERIO PUBLICO.

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

fredy2012

54 años, Administrador de Empresas, me gusta la lectura y escribir lo que siento.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •