Himno Nacional de Guatemala

Inolvidables letras para los guatemaltecos, y deber ciudadano leerles: HIMNO POPULAR (1879) escrita por nuestro compatriota don Ramón Pereira Molina, secretario de la Jefatura Política Departamental de Guatemala, cursante de la facultad de Derecho, –originario de Totonicapán, Guatemala– y que durante 10 años se cantó, sin declaración oficial, como himno patrio.

La letra comienza con la estrofa que se repetía como CORO, cada dos de las siguientes, dice así:

Guatemala, en tu limpia bandera

libertad te formó un arrebol;

libertad es tu gloria hechicera

y de América libre es tu sol.

Bella patria, tu nombre cantemos

con ardiente sublime ansiedad

hoy que luce en tu frente la aurora

de la hermosa, feliz libertad.

Democracia, civismo es tu lema,

la igualdad es tu ley, tu razón;

no más sombras no más retrocesos.

Viva patria, el derecho y la unión.

CORO

Guatemala, en tu limpia bandera

libertad te formó un arrebol;

libertad es tu gloria hechicera

y de América libre es tu sol.

Bajo la égida libre y fecunda

de progreso, de paz, de igualdad

Guatemala que se unan tus hijos

en abrazos de eterna amistad.

La más pura y feliz democracia

que corone tu olímpica sien;

y al amor de tus hijas divinas,

sé de América libre el Edén.

CORO

Guatemala, en tu limpia bandera

libertad te formó un arrebol;

libertad es tu gloria hechicera

y de América libre es tu sol.

Con tu aliento gentil de espartana

llegaras en el mundo a lucir,

porque marchas buscando el progreso

y en tu idea se ve el porvenir.

De los libres recibe el saludo

su entusiasta sincera ovación;

y recibe las preces del alma,

los efectos del fiel corazón.

Por: Ramón Pereira Molina

Totonicapán, Guatemala.

El Jefe Político, General Manuel Aguilar, organizó un concurso entre artistas nacionales a fin de que compusieran un música adecuada para aquella letra del señor Molina, el cual quedó abierto el 24 de julio de 1896. Un jurado compuesto por Lorenzo Morales, H. Hall y Leopoldo Cantilena, otorgó el premio al joven autor de la música de nuestro Himno Nacional. Dicha composición la cantó nuestro pueblo durante diez años, sin ser adoptada oficialmente como Himno Nacional de Guatemala, En ese período se encontraban refugiadas personas de distintos países en Guatemala por los movimientos independentistas que se proclamaban, uno de ellos era el cubano José Joaquín Palma.

Pero su letra adolecía de muchos defectos y no llegaba a colmar los anhelos del pueblo y Gobierno sobre lo que debía ser el Himno Patrio. Por tales razones el Presidente José María Reyna Barrios convocó a un concurso nacional para la adopción de un canto patriótico oficial definitivo, Dicho concurso fue cerrado el 15 de octubre del mismo año.

.

La música del Himno Nacional era la que se usaba para el antiguo himno popular, que había compuesto Rafael Álvarez Ovalle y siguió funcionó muy bien para la letra que el cubano escribió, por esa razón la música no tuvo cambios y actualmente es la que se utiliza para acompañar la letra de tan hermoso canto a la patria.

.

Cerrada la admisión de los trabajos el día 1º de febrero de 1897, los compases solemnes y del más inspirado acento nacional volvieron a triunfar, quedando desde entonces reconocidos como Himno Nacional de Guatemala. Julio Cañas, arqueólogo del Museo Nacional de Historia, resaltó que Palma era parte del jurado que calificaría los escritos, pero su talento y deseo por participar lo motivó más que el deber de calificar y renunció a su cargo; entró al concurso como anónimo y preparó una letra para el que sería el futuro himno, que únicamente admitía a escritores guatemaltecos. Palma participó en aquella concurrencia y ganó con su letra apasionada, inspiradora y emotiva.

.

Letra original de 1897

La siguiente letra conformaba el himno nacional desde 1897 hasta 1934.

Guatemala feliz!….. que tus aras

No profane jamás el verdugo;

Ni haya esclavos que laman el yugo;

Ni tiranos que escupan tu faz.

Si mañana tu suelo sagrado

Lo profana invasión extranjera,

Tinta en sangre tu hermosa bandera

De mortaja al audaz servirá.

Coro

Tinta en sangre su hermosa bandera

De mortaja el audaz servirá;

Que tu pueblo con ánima fiera

Antes muerto que esclavo será.

De tus viejas y duras cadenas

Tú fundiste con mano iracunda,

El arado que el suelo fecunda,

Y la espada que salva el honor.

Nuestros padres lucharon un día

Encendidos en patrio ardimiento,

Te arrancaron del potro sangriento

Y te alzaron un trono de amor.

Coro

Te arrancaron del potro sangriento

Y te alzaron un trono de amor,

que de patria al enérgico acento

Muere el crimen y se hunda el error.

Es tu enseña pedazo de cielo

Entre nubes de nítida albura,

Y ay de aquél que con mano perjura

Sus colores se atreva á manchar!

Que tus hijos valientes y altivos

Ven con gozo en la ruda pelea,

El torrente de sangre que humea

Del acero al vibrante chocar.

Coro

El torrente de sangre que humea

Del acero al vibrante chocar,

Que es tan solo el honor su presea

Y el altar de la patria, su altar.

Recostada en el Ande soberbio,

De dos mares al ruido sonoro,

Bajo el ala de grana y de oro

Te adormeces del bello quetzal;

Ave indiana que vive en tu escudo,

Paladión que protege tu suelo,

Ojalá que remonte su vuelo

Más que el cóndor y el águila real!

Coro

Ojalá que remonte su vuelo

Más que el cóndor y el águila real,

Y en sus alas levante hasta el cielo,

¡Guatemala, tu nombre inmortal!

Más tarde, por acuerdo gubernativo de fecha 26 de julio de 1934, la letra original fue reformada por el notable gramático profesor José María Bonilla Ruano, suavizando algunos versos para su mejor armonía con nuestro espíritu pacifista y rectificando ligeramente conceptos históricos.

Letra actual: Desde 1934 el himno nacional se canta así:

¡Guatemala feliz…! que tus aras

no profane jamás el verdugo;

ni haya esclavos que laman el yugo

ni tiranos que escupan tu faz.

Si mañana tu suelo sagrado

lo amenaza invasión extranjera,

libre al viento tu hermosa bandera

a vencer o a morir llamará.

Coro

Libre al viento tu hermosa bandera

a vencer o a morir llamará;

que tu pueblo con ánima fiera

antes muerto que esclavo será.

De tus viejas y duras cadenas

tú forjaste con mano iracunda,

el arado que el suelo fecunda

y la espada que salva el honor.

Nuestros padres lucharon un día

encendidos en patrio ardimiento,

y lograron sin choque sangriento

colocarte en un trono de amor.

Coro

Y lograron sin choque sangriento

colocarte en un trono de amor,

que de patria en enérgico acento

dieron vida al ideal redentor.

Es tu enseña pedazo de cielo

en que prende una nube su albura,

y ¡ay! de aquel que con ciega locura

sus colores pretenda manchar.

Pues tus hijos valientes y altivos,

que veneran la paz cual presea,

nunca esquivan la ruda pelea

si defienden su tierra y su hogar.

Coro

Nunca esquivan la ruda pelea

si defienden su tierra y su hogar,

que es tan sólo el honor su alma idea

y el altar de la patria su altar.

Recostada en el Ande soberbio,

de dos mares al ruido sonoro,

bajo el ala de grana y de oro

te adormeces del bello quetzal.

Ave indiana que vive en tu escudo,

paladión que protege tu suelo;

¡ojalá que remonte su vuelo,

más que el cóndor y el águila real!

Coro

¡Ojalá que remonte su vuelo,

más que el cóndor y el águila real!

y en sus alas levante hasta el cielo,

Guatemala, tu nombre inmortal.

Como no queremos que la obra de Pereira Molina, sea arrastrada por desconocimiento, al olvido, qué mejor que rendirle un merecido homenaje, como lo haría un poeta… con un poema:

SALUTACION, I

Meridiano A: Juan Ramón Pereira Molina

Guatemala te viene a alabar

prístino vate, tu prosa ilumina

Del Valle te ve grande como el mar

Asturias te corona en paladín

Contreras de flores llena el jardín

Froilan Turcios siempre quiso apoyar

Mágico cielo tu letra ilumina

melódico ritmo que es maravilla,

Lírico canto que un ángel domina,

orfónico trazo en tus manos brilla,

húmedad de lobreguez vespertina

que en vida llegaste solo a la Orilla

nació en tierra chapina ¡Morazán!

de leyes presumió el hombre galán

Del Valle: José Cecilio del Valle

Asturias: Miguel Ángel Asturias

Contreras: Álvaro Contreras Vélez

Morazán: Sobrenombre, que le fue dado por su porte.

SALUTACION, II

Tu visión modernista hizo temblar

Pájaro poeta mago Salvaje

Hechicera pluma que hace Llorar

enseñando quien era Don Ramón

el hombre nos deja su corazón

hondureño, el orbe pudo cruzar

Acólito que pintas el paisaje

hermético asceta de noche obscura

olímpico esqueleto y tu linaje

prolífico en mirar visión futura

crepúsculo sueño abrasa el ramaje

luminaria que corona tu altura

paseaste en tu montura arrebol

Comayagüela te bañó en sol.

Arrebol: color bermejo

SALUTACION, III

A ti, noble vate excelso y leal

te pido inspires mi letra que ensalma

.

Tu pluma alejada de todo mal

la frente coronó con flor de lís

sin la paciencia del pobre de Asís

eterno eres en lugar celestial

.

Creo comprender que tu letra ensalma

Porque navegamos el mismo río

De ti solo sabemos de la calma

remanso que heredamos de Darío

en vuelo de águila dejaste el alma,

Tu gloria de ayer hoy es triunfo mío

Juntos sabemos por y a que vinimos

Tú allá, yo aquí, esta vereda seguimos

Pobre de Asís: San Francisco de Asís.

Ensalma: A fuerza de exponerla, la aprendemos

Talma: Que nos Abrigo, por su ternura

Calma: por su limpieza estrófica, infunde calma.

Darío: GRANDE POETA Rubén Darío.

Alma: Que en sus escritos deja la vida… el alma.

SALUTACION, IV

A ti, noble vate excelso y leal

te pido inspires mi letra que ensalma

.

Tu pluma alejada de todo mal

la frente coronó con flor de lis

sin la paciencia del pobre de Asís

eterno eres en lugar celestial

.

Creo comprender que tu letra ensalma

Porque navegamos el mismo río

De ti solo sabemos de la calma

remanso que heredamos de Darío

en vuelo de águila dejaste el alma

Tu gloria de ayer hoy es triunfo mío

Juntos sabemos por y a que vinimos

Tú allá, yo aquí, esta vereda seguimos

SALUTACION, V

Melpómene con todo su querer

te inculcó conciencia de alabardas…

.

Y en esa consciencia fue tu crecer

quien tanto lastimo tu corazón

en tu corta existencia fue ilusión

bajo la luna que te vio nacer

.

En el cofre de pandora tú guardas

la forma propia con tu nato estilo

porque nunca te inquieto hacerlas largas

ese carácter fuerte e intranquilo

son solo tristes herencias gallardas

con el grito de la Venus de Nilo

voces que nunca se llevará el viento

dejas en testimonio… de ese acento.

.

Alabardas: De la propia región.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano

–“Hombre de Maíz, 2009” Guatemala, C.A
(Red del Centro Histórico Guatemala. Dramaturgo, César Chupina M)

–Premio internacional, Turpial de Oro. 2009. Venezuela. SVEA .
“Sociedad venezolana de escritores y artistas, Internacional”