Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

12

A E

Me digo que el amor nació de los labios de un cuerpo nuevo, de los aromas emergiendo del choque de las olas, al instante de un parpadeo, con las pupilas de su voz, su saliva de vino y vapor. Es de esta piel humana mi tatuaje, el corazón nunca vibró solo cuando hizo sus revelaciones. Desde la yema de los dedos estos huesos se impregnan de la estación que extingue y renueva todas las primaveras. Quiero que al decirme tú aparezcas pulverizando las paredes que nos han separado. Es aquí donde los oídos muerden las cartas y las estrellas con la misma boca. Ilumíname el cielo aunque el sol se apague.

Autor: Utrillo (Mauricio Estanislao López Castellanos)

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •