Tarrés

Joan Manuel Serrat

 

TARRÉS

Ese tal Tarrés
que camina p’atrás,
escribe del revés
y nunca tiene “prou”.

Que usa el calcetín
derecho en el pie
izquierdo por verse
distinto de mí.

Cuando viene no estoy.
Donde llego se fue
y si vuelve no sé
si se queda o se va.

Me daría igual si
no fuese porque
él no es nada sin mí
y yo no soy nadie sin él.

Ese tal Tarrés,
que no me cabe en la piel
y saca a mi animal
de parranda con él.

Le basta con que el Sol
reparta fuego y luz
y Dios nos dé salud
para poder beber.

Y al amanecer con
cuatro copas de más
abomina de mí
y me niega donde va.

Me daría igual si
no sufragase yo
las deudas que Tarrés
en la noche olvidó.

Pero cuando él no está
se atraganta el licor,
los amigos se van,
y no me quiere mi amor.

Si no está Tarrés
llueve en el corazón,
no baila mi mujer
y se calla la canción.

Sin el tal Tarrés,
que camina p’atrás,
escribe del revés
y nunca tiene bastante.

Ese tal Tarrés,
que camina p’atrás,
escribe del revés
y nunca tiene “prou”.