Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Que no te hable no significa que no te piense;

que no te vea, no significa que te he olvidado.

 

Me pregunto qué tal pasaste el día,

y al mismo tiempo que feliz te lo deseo,

también quisiera que extrañaras mi sonrisa

y el amor que encontrabas en mis ojos.

 

Que yo me ría no significa que la espina ha caído

de ese lugar del corazón en donde  incrustada la dejaste,

sino que,  como en el ostión,

el grano es recubierto por el nácar para proteger la herida,

la sangre coagulada me protege de la espina.

 

Que hoy escriba no significa que te pida esas migajas

de falso amor que me solías prodigar sólo

para obtener lo que realmente te importaba.

 

Que no te busque no significa que no me hagas falta

como la droga que provoca una adicción;

y por momentos temo que me venza la tentación para tomar el celular.

 

Que no lo haga no significa que no anhele

poder tu voz nuevamente escuchar,

mas, si lo hiciera solamente lograría

tu egocentrismo, sin remedio, alimentar.

 

Gracias a Dios es cada día menos

que siento esta desesperación;

las adicciones solamente son curadas

aplicando toda fuerza al corazón.

 

No pretendo en un instante olvidarte;

es mucho tiempo de vivir la enfermedad;

y para mientras, me conformo en repetirme:

«Es solamente un paso; es solamente un paso a la vez».

Latest posts by Georgina Palacios (see all)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •