Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Autor: Eleázar Adolfo Molina Muñoz

1. Vientre Fecundo.
¡No llores por Helena! Es una novela breve de Silvia Bollat y Enrique Godoy Duran, ambos de nacionalidad guatemalteca. Silvia Bollat, incursiona en el mundo de la literatura viva, coescribiendo con Enrique Godoy esta historia que marca el inicio de su carrera literaria, apadrinada por el escritor de poemas, novelas y teatro.
2. ¡No llores por Helena!
La obra, es un grito desgarrador de saciar la sed de igualdad. Helena es una niña nacida en la Antigua Guatemala, que vivió sus primeros años junto a sus padres, hasta que el río Pensativo, se desbordo y destruyo los sueños de ellos.
Faustino, padre de Helena, vive desde su nacimiento reclamándole a su mujer Dolores, el hecho de que el ansiado hijo haya nacido mujer. La obra ambientada al inicio del siglo XX, nos demuestra los estigmas de una sociedad, los desarrolla de una manera amena, melancólica, pero, nos demuestra que siempre hay una luz al final del túnel. A raíz de la destrucción de la casa, Faustino insta a Dolores a regalar, abandonar, matar a Helena. La madre, con el dolor propio de su naturaleza materna, decide abandonarla en un convento, en donde Helena conoce a Valentina, su mejor amiga, a la que llamara, su hermana.
Las dos niñas comparten algo en común, la soledad. Ya que Valentina, pierde a su familia, en la cárcel, cuando se derrumba la misma, por los históricos terremotos de 1917.
Aparece en este rio, la familia Montenegro Durini, que las emplean y las tratan como hijas. Es en casa de ellos, en que conocen a Pilar y su hermana, que deciden llevarlas a trabajar a los Estados Unidos. En donde sucede la mayor parte de la historia.
Es en casa de los De la Roma que Helena es violada y queda preñada por el patrón, Albert De la Roma. Junto con Valentina sufre estos vejámenes hasta que un día ya no pueden resistir más y explotan en una cena. Reclamando y gritando que habían sido despojadas de su dignidad. Las sacan de la casa y los amigos de los De la Roma, los señores Van Derbolt, las llevan a casa. La señora Daysi Van Derbolt, se compadece de ellas y las envía de regreso a Guatemala, con dinero, les ofrece su ayuda.
Embarcadas en un crucero, Valentina conoce a Alessio Sicuro, un italiano, con el corazón despezado. Se enamoran, pero Valentina le confiesa su cruz, le dice que está esperando un hijo. Alessio la acepta, le propone matrimonio, todo parece cambiarles, pero el crucero sufre una explosión, en donde Valentina queda muy malherida. Pierde a su niño. Casi muere. Helena la cuida con ayuda de sor María Isabel y los médicos que las atendían en el orfanato. Helena vuelve a Guatemala en donde nace su hija Raquel. Valentina se casa con Alessio.
Raquel, años más tarde decide revelarle estos secretos a su nieta Karen, cuando se entera de que es novia de George Van Derbolt. La acompaña en un viaje a Ashville, lugar en donde todo ocurre, en donde además de encontrarse con su pasado, se encuentra con una cualidad increíble de su abuela, el perdón y el amor a la familia. La rama familiar de Helena, nacida de una violación, de una humillación, es aceptada en la familia De la Roma. Karen, hereda la mansión familiar, además de una historia muy viva en estos días.
3. El camino andado.
La novela está dividida en ocho capítulos. El primer capítulo, nos presenta anotaciones estilo bitácora, con fechas y una pequeña descripción de los sucesos acontecidos en esos días. Luego cambia, los autores juegan con la analepsis, ya que siempre saltan al pasado, regresando al momento presente.
El narrador usado por los autores, es el narrador omnisciente, ya que sabe todo lo que acontece en la historia, pero al igual que Raquel, lo revela poco a poco.
La simbología de los nombres es adecuada, ya que el nombre del personaje principal, Helena es la antorcha que ilumina toda la obra. Valentina significa valiente, como se puede observar al momento en que le grita toda la verdad. Raquel, crea el método para revelar la historia a la nieta, fiel a su naturaleza.
4. Un grito desgarrador de igualdad.
Los autores a lo largo de toda la obra, exponen en un lenguaje, simple, sin tanto rodeo, aunque con un poco de misterio, la historia de Helena, que refleja, un grito desgarrador de igualdad. La obra marca la protesta firme, del género femenino en una época en que era visto como el débil. Es un reflejo fiel de las luchas sedientas de encontrar un poco de igualdad en este mundo tan clasicista y destructor.
Es el grito de muchas mujeres que sufren violencia intrafamiliar, viven con la cruz del olvido y el abandono, de la ignorancia y de los tratos, como productos que se pueden comprar.
Un grito desgarrador que busca encontrar la igualdad en una sociedad convulsionada y hastiada de tanto dolor.

Eleázar Adolfo Molina Muñoz

Nace un lluvioso 28de mayo, del año 1990. Hijo de Genaro Eléazar Molina Alfaro y Brenda Dery Muñoz Sánchez. Realizo toda su vida estudiantil en el colegio salesiano Liceo Guatemala, graduándose en el año 2007 con los tres premios que otorga la institución a sus alumnos más destacados. Estudia Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad Rafael Landivar, Campus Quetzaltenango. Donde ha sido reconocido su ensayo “La necesidad del Magis en Guatemala”, (octubre 2010). Además de sus estudios en “Derecho”, actualmente estudia el profesorado en enseñanza media en Lenguaje y Ciencias Sociales, en la Universidad Francisco Marroquín, en donde se ha destacado. En febrero del 2011, es premiado por el Departamento de Letras y Filosofía, de la facultad de Humanidades, de la Universidad Rafael Landivar por su poemario “Por si visitas mi tumba”. Ha sido jurado calificador de varios concursos de oratorio en distintos establecimientos educativos. Labora en el colegio salesiano Liceo Guatemala, como encargado de Deportes, en donde ha cosechado grandes logros. Actualmente trabaja en su primera novela.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •