Soborno, de Carlos Fuentes

!Efectivamente¡ Un fuerte apretón de manos, y aquí no pasó nada, con eso del cargamento; dijo el poli. Y así, quedó todo impune.