La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca

La vida es sueño Fragmento Soliloquio: ¡Ay mísero de mí…! ¡Ay mísero de mí, y ay, infelice! Apurar, cielos, pretendo, ya que me tratáis así qué delito cometí contra vosotros naciendo; aunque si nací, ya entiendo qué delito...