La letra «B», de Mario Roberto Morales

Gracias a Clausewitz ya todos sabemos que la guerra es la continuación de la política por otros medios y que, por tanto, aquélla es una manera expedita de llevar a cabo fines económicos. Por eso es que, en su Diccionario del Diablo, Ambrose Bierce define Batalla como el “Método de desatar con los dientes un nudo político que no pudo desatarse con la lengua”; entendiendo por lengua la capacidad argumentativa que supuestamente caracteriza a la política, y por dientes el uso de estas vistosas estructuras óseas destinadas a la masticación, como armas.