Ensayo y placer conversando electrónicamente, de Mario René Matute

Ayer, conversando telefónicamente con Arturo y Pili, les comentaba que en un banco en Guatemala el inquilino de nuestra casa de la Zona 11 deposita su renta en Dólares a una cuenta cuyo objetivo teórico fue, desde que pudo hacerse así, conforme a una iniciativa de Jimena que a mi también me pareció previsora, factible y manejable. La idea central de ella fue la de que cuando la vejez nos fuera inutilizando, tuviéramos una reserva que nos evitara angustias, nos ayudara en demandas de salud e incluso de posibles viajes.