Don Pollo, de Julio C. Palencia

En su juventud, decía,
había sido guardabosque en Petén
siendo la tierra virgen y distinto de la tristeza que es ahora.