El último motivo del lobo, de Ernesto Alegría

En la semana setenta y ocho de la década en curso el mínimo y dulce que tiene corazón de lis el llamado Francisco de Asís. salió al bosque en una tarde cálida y memorable para ver si encontraba al rudo y torvo animal que un día...