Entrevista a Gerardo Guinea Diez, de Byron Quiñónez

El exceso de malas pasiones y malas noticias nos obnubilan y dejamos de lado las cosas por las cuales hay que seguir adelante