El refugio del poeta, de Alejandro de León

I. ¿Por qué te recatas en lobreguez? ¿Por qué llamas a mi puerta y luego te escondes? Pasa adelante, acomódate y hazme compañía; ¿Te sirvo un trago o prefieres ir directo al punto? Aunque en mi situación prefiero el scoth como...