Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

***Taco y Enchilada***
(Vinicio Méndez y Jorge Dreyfus)
Hacer reír sobrepasa al
arte
ya que es una gracia recibida
de lo alto…

Doradito por
el sol que besa la piel
y con un bigotón que parece
embarrado de
turrón…

Taco con sus ocurrencias
provoca las carcajadas que
casi
terminan en miadas de a ramplón.

Enchilada lo observa con su
mirada
picara y profunda…
Con esa tonada de voz tan iracunda
lo pone en
su lugar.

Tocó como si fuera un niño abandonado
toma su caja de lustre
con su rotulo que
pregona “Unisex” y se sienta sobre ella.

Mientras
Enchilada con curtido, salsa
y chile en la lengua empieza a recitar,
los
versos que entre carcajadas se
suelen mal lograr.

Pero Taco y
Enchilada en combinación
son un arranque de risas y pasión,
de chistes y
ocurrencias que tocan el corazón.

Van vestidos como otro
cualquiera
mas no se pierden entre la multitud,
porque llevan incorporada
una luz,
Con la que brillan sin cegar.

Ocurrentes y chispudos como los
chapines,
graciosos y cariñosos como los delfines,
a veces van descalzos
otras con mocasines,
pero nunca usan calcetines…

Esos sombreros
pasados de moda,
casi de piel, casi de cartón…
Con unos ojos que parecen
que
saltan de emoción.

¡Hay Taco! Cuando vas a dejar ser
patojo,
pareces como un piojo…
Que esta escarba que pica la cabeza
y
Enchilado buscando una cerveza.

Originalidad y genialidad
fundidos
como arena y cal…
Como el café al tamal…

Al punto que a
los teutones ¡Tan Chilero!
les pareció que los pusieron a hablar
en
alemán.

Estos dos “Chapines de Corazón”
aun siguen llenando de
emoción
a todo aquel que los recuerda
y al hacerlo deja escapar una
carcajada.
Oxwell L’bu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •