Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Quién te habló de amor en la tormenta
ciega de la ira y la lengua.

Quién dijo nunca tu nombre
sí yo era confusión
incapaz de pronunciar
el infierno del que provenía.

Cruce en el camino,
vereda que no lleva a Roma,
agua con sed.

Siempre fui olvido
y mi nombre
lo arrastran los días.

Beso dado
sueño pegado a tu vientre,
luz escasa, crepúsculo
que se apaga
en tu vida.

Julio C. Palencia
Sígueme
Últimas entradas de Julio C. Palencia (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •