Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

***Rosa Herida***
Ella es una rosa
hermosa,
una rosa herida…
A la que se le desangra
el corazón.

Ha empezado
una metamorfosis
inversa…
Ha renunciado a ser mariposa,
ha renunciado a
volar.

Porque ella ya no cree
en cuentos de hadas,
tiró al
príncipe azul del caballo
y lo encerró en un baúl.

Baúl donde guarda
sus más
preciados recuerdos…
Cartas de amor perfumadas,
rosas
marchitas y un rizo
de sus cabellos.

Sobre todo ese diario,
donde
ella escribía poesía,
todos esos sueños y fantasías
que abrigaba a
diario.

Hoy quiere quemar ese baúl,
deshacerse de ese
romanticismo,
que la tiene hundida en un abismo
y que es como un
espejismo.

Tiene allí también los casetes
de la música que la hace suspirar,
los poemas que a solas
recitaba…

Ha cambiado incluso su
forma
de andar y de vestir,
usa escotes generosos,
porque le gusta
burlarse
de los babosos.
que babean cuando la ven.

Se ha teñido
el pelo
Y ha buscado los zapatos
más altos de tacón,
para que nadie la
veo por debajo.

Ir al gimnasio es su rutina,
para ese dolor de
cabeza
toma aspirina…
Pues no espera de la vida
una propina…

Esa
obsesión por desquitarse,
la ha llevado a maquillarse,
de sentimientos que
no siente
y con facilidad miente.

Dice odiar los poemas pues
son
pura cursilería,
que para vivir la vida es
preciso recargase las
baterías.

Pero cuando nadie la ve,
siente como ese despecho,
es
como una daga que se
le clava en el pecho.

Y le destroza la fe en sí
misma,
cortando en pedazos,
hasta las ganas de vivir,
perdiendo su
razón de existir.

Pero esta consiente que no anda
buscando quien le
haga “el favor”
sino a ese alguien a quien
entregarle nuevamente su
amor.

Va viviendo en medio
de esa contradicción,
de pedir
requisitos inalcanzables,
ya que ninguna falta está dispuesta
a
tolerar.
Oxwell L’bu Copyright ©2011

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •