Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Siempre te recordaba,

mas, estaba tranquila;

nuevamente me has llamado,

y el cerebro grita que me niegue

mientras que el corazón,

en segundo plano,

también me grita que regrese.

 

Trato de actuar maduramente;

como si todo esto fuera pasado para mí,

mas, no es posible; no soy fuerte como luzco;

sólo el encuentro me puede ser fatal.

 

Me has hecho falta, es verdad, no te lo niego,

y hoy he caído en la inmensa tentación

de acudir a discutir la conveniencia

de reiniciar lo que truncado se quedó.

 

Cada día estaba más tranquila;

tu llamada ha renovado la emoción

que sentía por venir a encontrarnos

¡Cuando cualquier pretexto era bueno para mí!

 

Aún no era tiempo para haber concluido

el proceso necesario para superar esta adicción;

¡qué mala suerte, el proceso se ha interrumpido!

anduve un paso y, ahora, he retrocedido tres.

 

Últimas entradas de Georgina Palacios (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •