Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sergio Palencia Frener

El libro Rebelión estamental y el origen del Estado finquero en Guatemala, 1780-1940 fue presentado en la tercera semana de noviembre 2021 vía Zoom y vía Facebook life. El libro fue publicado por el Centro de Investigaciones sobre América Latino y el Caribe de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Aquí les presentamos una pequeña parte del contenido del libro. Al final del extracto encontrarán el enlace para descargarlo completo en formato PDF.

¡Otra vez con la Patria! A nosotros nos viene
floja la Patria, esas son babosadas de los ladinos,
para nosotros no hay Patria, ni entendemos qué
quiere decir eso. Don Fabián se pone bravo y
me dice: “Pues tu patria es Guatemala, vos sos
guatemalteco, y la bandera de la Patria es la que
izan delante de la escuela”. Eso ya lo sé yo, lo
de la bandera, porque nos lo decía la maistra,
pero yo soy Juan Tayún, indio nacido en la finca
“Filipinas” y trabajador en la misma que nunca
ha comido cabal, y que se morirá en lo mismo,
porque nació indio y se morirá indio, y todos nos
desprecian y nos tratan duro. ¿De qué me sirve
pues, como vos decís la Patria y ser guatemalteco,
si los chuchos del patrón comen mejor que yo?

Testimonio de Juan Tuyún, indígena mam
de Comitancillo, San Marcos**

Introducción

La expansión del mercado capitalista a partir del siglo XIX transformó la producción a escala global. Los barcos de vapor y las locomotoras redujeron los espacios de circulación y cambiaron cualitativamente el tiempo. Mientras en regiones de Sudáfrica, Australia o el este de la Unión Americana este enorme impulso capitalista significó el pesado trabajo en minería, en otras regiones de Europa occidental acrecentó la producción industrial y la tasa de explotación de los obreros en Manchester o París. Pero así como los demonios de Dante tienen la cualidad de transformar sus rostros aunque persistan en su unidad, así la mercancía impuso diversas condiciones desde la totalización capitalista. En México y Centroamérica, específicamente en Guatemala y El Salvador, la mercancía suscitó profundas transformaciones de apropiación de la tierra, vastas áreas arrebatadas a la producción de valores de uso comunitarios y la movilización finquera-estatal de comunidades enteras hacia la producción del valor de cambio agrícola. A pesar de que el café fue el producto que permitió el vínculo mercantil entre Guatemala y Alemania, Inglaterra o Estados Unidos, consideramos equívoco concluir a partir de allí que se instauraron de una sola vez las relaciones capitalistas, la propiedad burguesa y el Estado de derecho.

Los finqueros se enfrentaban a cientos de pueblos y comunidades que, durante la Colonia, se habían relacionado con el orden central a través del pago de tributos o servicios personales, mientras podían subsistir en sus localidades. Si anteriormente la reducción a pueblos respondía a una centralización y control poblacional, en el marco de la forma vasallo, de la tributación y de repartimientos, las condiciones de producción mercantil trastornaron estas formas de dominación.

DESCARGA EL PDF CON EL LIBRO COMPLETO DANDO CLICK AQUÍ

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •