Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

***Por eso Caprichos del Destino III***

(Laberintos en el Camino)

…Ya de regreso en el bus, me sentía

como flotando, levitando,

sin poder dar crédito a esos caprichos

del destino que te pusieron nuevamente

en mi camino…

Ha sido algo así como quitar el dedo

del reglón donde se escriben las líneas

de una rutina que pinta de gris el corazón.

La noche tendía su manto en las calles mojadas,

yo con los pies húmedos y empapada el alma

de felicidad… Recordando tus ojos, tu sonrisa

y esa expresión de prisa cuando te quieres marchar.

Eres como una niña regida por los horarios de casa,

una niña pasando los veinte que aunque tiene

una profesión y gana lo suficiente…

No abandona el calor del hogar…

Pensando en ti, se me pasa la estación donde

debí bajar y ahora tendré que transbordar,

o mejor aun caminare y cerrare los ojos,

dejare que la llovizna me empape de ti…

Al día siguiente sigues en mi mente…

Vas conmigo al trabajo, en mis libros,

creo verte en las chicas que caminan

por las calles, en la que borda el autobús,

se me olvida que tú viajas en un Mercedes Benz.

Al terminar la jornada siento que

me da vueltas retumbando el corazón,

esta vez he protegido con mi vida el

papel donde guardo tu número y dirección.

Marco el número y me manda al buzón

de mensajes donde escucho una voz,

que no es la tuya dejo un mensaje,

¡No importa volveré a llamar!

Me preparo un té, veo por la ventana,

el cielo avisa que volverá a llover,

me quedo allí por un momento,

como viendo una película donde vamos tú y yo,

tú con rostro de ángel yo con una

cara de alegría que no consigo disimular.

He sentido tus manos y hasta tu respiración,

he contemplado esa belleza que va más

allá de tu apariencia…

Pasada media hora te vuelvo a llamar,

nuevamente me manda al buzón…

Enciendo la televisión para pasar el tiempo

flippiando con el control remoto…

Ha pasado menos de una hora,

aun que a mí me parece una eternidad,

prendo la computadora busco ¡No se!

algo que me hable de ti…

Algo que calme estas ansías

¡Que no se resistir!

Eres como un layer en mi pantalla,

veo tu reflejo algo así como un spam,

como quisiera que apareciera un pop-up

con tu fotografía…

Suena el celular siento que el corazón

se me sale del pecho como queriendo,

el por mi contestar…

En mi nerviosismo se escapa de mis

manos al suelo va a parar…

Sale volando la batería, pierdo la llamada,

como puedo lo empiezo a armar,

mis manos se vuelven inútiles, no las

logro coordinar…

Por fin lo consigo armar, lo enciendo

y veo la última llamada y si es tu número,

me lo aprendí de memoria…

Devuelvo la llamada…

Escucho tu voz…

Y así comienza nuestra historia…

Autor:  Oxwell Lbu

…Ya de regreso en el bus, me sentía

como flotando, levitando,

sin poder dar crédito a esos caprichos

del destino que te pusieron nuevamente

en mi camino…

Ha sido algo así como quitar el dedo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •