R O M A N C E

El gran heraldo de Asís

de Gubbia trae regalo

sus ojos brillo de cielo

sabe “yo soy el malo

y por mi, emprendió el camino

por pasaje desolado.

.

Presumo ser hombre recio

y de no ceder me jacto

no importa si mis acciones

causan muertes talvez daños

sin  límites mi rudeza

al pobre deja asolado.

.

Por necio y terco de espíritu

Poverello me ha mirado

porque es el cazador de almas

que de amor él vino armado

pudo internamente ver

mi corazón destrozado.

.

A mi corazón violento,

hermano, dijo el seráfico,

expresó con dulce voz

de tus faltas no me espanto

quita tu tosco sayal

y  te veré descansado.

.

¿Sientes que tienes infierno?

ven y tómame la  mano

deja el pecado que tienes

humilde seca tu llanto

tu pena lleva el Señor

ya no te muestres alzado.

.

Crees, es tu falta horrible

tu corazón es helado

que te debes torturar

que para ti no hay pastor

que nada cierra tu herida

pero la cierra el amor.

.

El Fraile guio mi camino

con santo y veraz legado

yo aceptara mi maldad

rompiendo el infernal pacto

me retiró de la bestia

y escuche el sagrado salmo.

.

El religioso en  mi mente

me cambia en animal manso,

ví me dejó satanás

que mirándome partió

revive el alma engañada

en este momento exacto

.

Tu ejemplo es vivo alimento

yo que he vivido en pecado

confieso hermano Francisco

te lo juro hermano Santo

y ante el Señor, que todo ata

YO SOY EL LOBO MALVADO.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano, OFS.

“Hombre de Maìz, 2009”

Guatemala, C. A.