Décima, seguidilla chamberga

.

En la puerta de mi alma,

dichoso,

recibo tu mirada

juicioso,

lleno de gozo y gracia

grandioso.

Vislumbré el arrebato

por lo que yo sentí,

mi vida es frenesí

al mirar tu retrato.

.

.

Fue tu alma cristalina

de sueño,

velada en una estrella

tu manto,

del cielo recibiste

su encanto.

Con mi pincel catato

en cuadro de pintor

todo mi verso en flor

presento en tu retrato.

.

.

Tenemos en el alma

un viento,

que crece, hincha y amplía

el tiempo,

en nepésito estado

contemplo.

Amparito, dilato

allí en mi panegírico…

Dentro mi ensueño lírico

figura tu retrato.

.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano

“Hombre de Maíz 2009”

Guatemala, C.A.

Catato: Hechizado.

Nepésito: Todo lo relativo al alma.

Dilato: Alargo, extiendo.

Panegírico: Alabanza , himno.

El término hermenéutica proviene del verbo griego ἑρμηνεύειν (Hermeneueien) Significa que alguna cosa se vuelve comprensible o se lleva a la comprensión. Se considera que el término deriva del nombre del dios griego Hermes, el mensajero, al que los griegos atribuían el origen del lenguaje y la escritura y al que consideraban patrono de la comunicación y el entendimiento humano. El término originalmente expresaba la comprensión y explicación de una sentencia oscura y enigmática de los dioses u oráculo, que precisaba una interpretación correcta.
.
Décima es, en la mitología romana, la segunda de las Tres Parcas romanas. Determina el futuro de las personas; es quien decide el largo del hilo de cada una de las vidas humanas. En la mitología griega corresponde a Láquesis.
.
Una décima es una estrofa de 10 versos de ocho sílabas cada uno y de rima consonante. Entre las diferentes modalidades de la décima, que varían según su construcción y combinación de rima, hay la espinela, la italiana y la francesa, la primera siendo la más utilizada en la literatura española e hispanoamericana. La décima espinela, que toma su nombre de Vicente Espinel, escritor y músico español que divulgó esta estrofa en el Siglo de Oro tiene una rima distribuida de la siguiente manera: abba ac cddc.

Ahora bien, no se debe caer en el reduccionismo que conlleva que toda décima es espinela.

No es cierto. Existen, dentro del conjunto de estrofas de diez versos,

la Décima irregular, guajira cubana, la Copla Real,

la Seguidilla chamberga, “7- 3ª. 7- 3ª. 7 3b. – ///- 7 7 7 7.”. (acepta otras medidas, de arte menor)

Ovillejo cervantino. Y o (“abba ababbb” ) falsa décima .

TU RETRATO: sus figuras

Seguidilla chamberga: es el resultado de (7a 3b -7a 3b- 7a 3b) tres pareados asonantes (un verso heptasílabo más otro trisílabo) y de sumar una estrofa seguidilla, simple, ( 7-7-7-7) redondilla aconsonantada.

Arromanzada: porque los versos impares quedan libres.

.

En los dísticos primeros de cada estrofa, el poeta no nombra expresamente –sentencia– su sentimiento, pero si lo hace notar –alusión– al relacionar al alma de manera que el lector relaciona fácilmente con el sobrentendido amor unipersonal.

En la puerta de mi alma, di cho so/

Fue tu alma cristalina de sue ño/

Tenemos en el alma un vien to,

En el segundo dístico quebrado se encuentra un símil, pues la asociación de las ideas, tienen una directa semejanza

recibo tu mirada jui cio so(/

velada en una estrella tu ma nto/

que crece, hincha y amplía el tiem po, Gradación, al emplear varia palabras que contienen un único significado.

En los dísticos, terceros, el dialogismo e fácilmente notable, rompiendo la monotonía y la figura se convierte en prosopopeya, pues es un recurso retórico muy utilizado.

lleno de gozo y gracia gra ndio so /

del cielo recibiste su en can to /

en nepésito estado con tem plo /

.

Las redondillas finidas de cada estructura son apotema en donde al autor, toma “el retrato” cono sentencia. “Cuadro” por la descripción colorida y animada del bosquejo.

Vislumbré el arrebato

por lo que yo sentí,

mi vida es frenesí

al mirar tu retrato.

Lo dos versos que la estrofa finida representados por un epifonema, que es la reflexión breve con se finaliza la cláusula. Con sinonimia por las palabra de análogo significado

Con mi pincel catato/ en cuadro de pintor

todo mi verso en flor / presento en tu retrato

En la tercera seguidilla, particularmente en su segundo dístico quebrado, se expone directamente una figura de conversión, por finalizar las clausulas con la palabra Retrato. Enumeración, por presentar sin pormenorizar el breve juicio.

Amparito, dilato

allí en mi panegírico…

Dentro mi ensueño lírico

figura tu retrato.

El tríptico completo “Tu retrato” es una antítesis, porque sus contrastes producen, sentimiento, color, luz, cual si fuese una metáfora. En este soliloquio queda testimonio de la conversación conmigo mimo. La Perífrasis del poema consiste en que “Tu retrato” dio lugar a utilizar giros y novedades ampliando el lenguaje para darle elegancia.

TU RETRATO. Hermenéutica.