Décima meridiana

 

 

Bajo negra noche mi bergantín

cabecea en silenciosa corriente.

Ya no escucho el susurro del fortín

entre la bitácora do viajé

extraviado quedó asta el boyarín,

a los mudos picotijeras deje.

El suave viento cálido es ausente

amargamente no alumbra la estrella

¡Ha tiste barca! el sol se oculta de ella

 me escondo, solo,  el silencio  se siente.

 

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano

“Hombre de Maíz, 2009”

Guatemala, C. A.

 

Décima meridiana,

La décima meridiana, de mi autoría, se divide en tres grupos. Consta de un dístico, un cuarteto serventesio y un cuarteto estrofa: AB.ACAC.BDDB; El ritmo primer verso agudo, inclina al cuarteto serventesio agudo y el segundo verso, llano, inclina al cuarteto  Cuarteto estrofa.- Con la exigencia de su rima, acepta octosílabos y de arte mayor.