Las viejas piedras
meditando y meditando
serias y frías
nunca me contestan
el negro sombreado escucha
siento cuando me escucha
aquel vacío en bruto
nunca me contesta
frías las piedras
meditan entre milenios
su eco en la catedral
siente y tiembla
pero nunca me contesta