Aquí se hizo polvo

un angelito sin alas,

una viejita de espaldas curvadas,

un anciano que su andar hizo camino

sin comida tierra ni macanas,

caídos por la Paz, por un asesino.

Un humilde campesino

Que sólo sabía sembrar.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano

“Hombre de Maíz 2009”

Guatemala C.A.