Soneto

Hoy no me interesa desahogarme

ni fingir me que duele no me leas

poco me importa y aunque no me creas

de ese rechazo no dejo abrazarme.

.

Ya viví y no voy ni desesperarme

de muerte no interesa sus ideas

dejo a deriva todas mis tareas

sin enojo, sin negar ni enterarme.

.

No abras mi libro, sé tu indiferencia,

no presentí estas letras pariría

siempre, casi solo, aún con tu presencia.

.

Hoy “lo que se” supe o antes sabía

deje en papeles, ¡Oh, triste inocencia

ya todo se lo dejo a la Apatía!

Por Rafael Mérida Cruz-Lascano

“Hombre de Maíz 2009”

Guatemala. C. A.