SONETO

Que amo el mar es mi honesta confesión

es lo que a la prosa el verso uniría

discutir de inspiración sobraría

puesto que el mar está en mi corazón

.

El cuarzo que la mar salada hería

profundidad marina es condición

de la inmensidad que causa impresión

a ese mar presuroso volvería

.

Océano milenario navega

se termoclina el escéptico Atlántico

Allí la ternura de mar relieva

.

Piélago del vasto Continente ártico

sustancia universal mi verso eleva

revigorizando al Índico y atlántico

.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano

Guatemala, C. A.

Termoclina: donde la temperatura cambia