“385”
a E

Dormí con un murciélago
sobrevolaba mi sueño
quiso pero no logró traducir
las palabras
que digo cuando duermo
sigo despertando
a la hora del sortilegio
momento ancestral
de muchos pueblos
y en lo único que recalo
es en la distancia
que une dos silencios
considero si una casa
aquí podría habitar tus besos
muero porque se quemen
la distancia
los kilómetros
todas las noches
se lo repito
a mi murciélago
viajo demasiado tiempo
y ya conozco
mi destino
de cada amanecer
tengo partida la voz
y volvería a cruzar el país
por abrazarme a la vida
unirme a los silencios
de tu piel.

07.10.2013.
Utrillo (D.R.) (PERRHUMO, Guatemala)