Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En este nuevo gobierno, debe de prevalecer el criterio rector de la protección a la salud y el beneficio general antes del interés particular.

Marcela Gereda

Lila es una niña de seis años, va a un colegio de la zona 13, desde los seis meses toma pacha en una botella plástica. La visten con ropa de poliéster. Los alimentos que come han sido picados en una tabla de plástico. Todos los días come tortillas que vienen en una bolsa plástica. Sus juguetes son de plástico. La madre de Lila (como muchas) cree que el plástico es sinónimo de modernidad. Cualquiera que la vea, diría que es una niña “saludable”. Dada la alta exposición a BPA, hay altas probabilidades que Lila es su edad adulta tenga problemas de fertilidad. 

Para nadie es algo nuevo que los plásticos están por todos lados. Cada vez hay más consenso en la comunidad científica acerca de los efectos peligrosos del plástico en la salud humana. Por ello diversos países están tomando fuertes medidas regulatorias sobre este material. 

El bisfenol A (BPA) es una sustancia química ampliamente utilizada en la fabricación de plástico de policarbonato y resinas epoxi. 

El BPA está en muchos de los productos que usamos día a día. Botellas, envases, jarras, etcétera. ¿Sabías que los estudios científicos demuestran que cuando tomamos agua de una botella de plástico que ha estado expuesta al Sol está suelta sustancias tóxicas para el cuerpo?, ¿sabías que cuando en la tortillería nos dan las tortillas en bolsa plástica, esta al entrar en contacto con el calor de las tortillas despide toxicidad para el cuerpo?

Los diversos estudios que se han realizado sobre animales demuestran los efectos nocivos del BPA sobre los organismos vivos, alterando hígado, intestino y riñones. 

El BPA a bajas dosis en animales y humanos (1 mg/kg de peso corporal/día) ha demostrado efectos fisiológicos negativos, la migración a los alimentos es una grave preocupación por ser la forma principal de ingreso al organismo. Los efectos más preocupantes han sido los relacionados con la infertilidad, actividad hormonal y los efectos en el desarrollo físico, neurológico, conductual y endocrinológico.

Es por ello que existe una gran controversia y polémica global entre toda la comunidad científica y los tomadores de decisiones sobre la seguridad del BPA. 

Los estudios realizados en los últimos años muestran que el BPA es un contaminante ubicuo en el ser humano y un generador de toxinas a muy bajas dosis.

Datos derivados del informe de National Health and Nutrition Examination Survey o NHANES, basados en la medición de BPA en la orina de 1,455 adultos, encontraron que el aumento de BPA en la orina se asocia a una mayor incidencia de diabetes, enfermedades cardiovasculares y alteraciones en las enzimas hepáticas. 

Diversos ciudadanos, académicos, profesionales, empresarios, etcétera, solicitamos al presidente electo y todo su gabinete, que guíen sus procesos de política pública en base a la ciencia y ejerzan el cumplimiento de las garantías que establece la Constitución y el Código de Salud en tanto a salud preventiva y la protección de la salud de la población. 

En este nuevo gobierno, debe de prevalecer el criterio rector de la protección a la salud y el beneficio general antes del interés particular. Solicitamos se sumen a fortalecer este Acuerdo para regular plásticos de un solo uso, así como al fomento de otras alternativas amigables a la salud y al ambiente y a la educación ambiental y saludable de la población. Necesitamos un gobierno de la gente y que el bien común, gane sobre el bien privado. 

Necesitamos un gobierno de la gente y que el bien común, gane sobre el bien privado. 

Fuente: [elperiodico.com.gt]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Marcela Gereda
Últimas entradas de Marcela Gereda (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •