Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nos caemos pero nos volvemos a levantar, los guatemaltecos somos así… estamos sufriendo, llorando, pero de repente algo pasa y todos nos ponemos a reír, a reír de la vida y muchas veces de la muerte.

No faltará alguien que opine que el terremoto en Guatemala es castigo de Dios por todo lo mal que nos hemos portado, pero eso no cambia el sufrimiento de tantos guatemaltecos que en carne propia están viviendo la tragedia.

Poco a poco se darán las explicaciones, como poco a poco aparecerán los cadáveres que fueron soterrados en el derrumbe de casas y cerros.

El terremoto de 1976, no tardaron en aparecer ideas y «teorías»en el transcurso de las platicas para entender porque se había producido el terremoto. Se dijo que «era producto de pruebas efectuadas por los Estados Unidos dentro de las aguas internas del mar, prueba de bombas especiales», otra decía que «Estados Unidos quiso activar la falla del caimán para provocar un terremoto en Cuba, pero que los cálculos fallaron, activando la falla del Motagua, en Guatemala».

Lo seguro es que nuestro planeta ya no aguanta más, el mismo hombre se ha encargado día a día con destruirla.

Los guatemaltecos estamos acostumbrados al sufrimiento, amamos la vida y seguiremos luchando aun con lo pesado que pudiera ser nuestra cruz llevando en hombros a todos nuestros hermanos caídos, por causa ya sea natural o provocada.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •